Tres amigas, 1898

Ramón Pichot i Gironès

Pichot i Gironès, Ramón

Barcelona, 1871 - París, 1925

Tres amigas, 1898

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: ''R. Pichot''
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Gouache y pastel sobre lienzo adherido a tabla

120 x 83 cm

CTB.2002.20

Historia de la obra

  • Sotheby’s, lote 41, Londres, 19 de noviembre 2002.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

1899

Exposición, Barcelona, Els Quatre Gats, (?).

1899

Salon de la Société Nationale des Beaux-Arts, París, (?).

2002

Modernismo catalán, Vitoria, Fundación Caja Vital Kutxa, pp. 106-107.

2002

Picasso: Maestros y amigos españoles, Málaga, Palacio Episcopal. Sala de Exposiciones, p. 49.

2004

Pintura catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 36, p. 112, lám.

2012

Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 98, lám. p. 99.

2017 - 2019

Ramon Pichot. De Els Quatre Gats a la Maison Rose. Museu Nacional d´Art de Catalunya, p. 73. CaixaForum Lleida, CaixaForum Girona.

  • -Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomás (ed.). [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, n. 36, p. 112. [Ficha de Francesc Fontbona].

  • -Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, 2012, p. 98, lám. p. 99.

  • -Ramon Pichot. De Els Quatre Gats a la Maison Rose. Museu Nacional d´Art de Catalunya  [Cat. Exp. Museu Nacional d´Art de Catalunya, Barcelona, CaixaForum Lleida & CaixaForum Girona-Fabregat Marín, Isabel-comisaria], 2017, p. 73.

Informe del experto

Al final de la época de la Colla del Safrà, en la que formó grupo informal con Mir, Nonell, Canals y otros, Ramon Pichot, que era el mayor de todos ellos, fue entrando en la órbita de los modernistas catalanes mayores: fue discípulo también informal de Ramon Casas, y acompañó a Santiago Rusiñol a Granada en diciembre de 1897, en una estancia que se prolongaría hasta mayo del 1898. El presente pastel de Pichot, aunque no está fechado, hay que situarlo en ese momento. Tres mujeres ataviadas a la andaluza pasean por un jardín del que se aprecia claramente una de las glorietas o coronas de cipreses recortados —la «arquitectura verde» que decía Rusiñol— que hubo en el Generalife o en el Realejo Bajo desde por lo menos el siglo XVI. Estas glorietas, pintadas también por Rusiñol en varias ocasiones —Picasso representaría a Rusiñol precisamente ante una de ellas en el dibujo del primer número de Arte Joven (1901)—, son sin duda un elemento emblemático en el contexto de aquel grupo modernista, y como tal aparecen igualmente en el cartel anunciador de su libro Fulls de la vida, cartel del propio Rusiñol y de Miquel Utrillo (1898), y antes en el cartel de otro importante libro rusiñoliano, Oracions (1897), dibujado en este caso sólo por Utrillo. Precisamente el citado libro Fulls de la vida de Rusiñol, lo ilustró Pichot, que ya lo estaba elaborando antes de emprender el viaje conjunto a Granada.

Aunque no hay ninguna prueba concluyente de ello, posiblemente esta pieza formaría parte de la exposición individual que Pichot realizó en el salón grande de Els Quatre Gats de Barcelona, en febrero de 1899, con quince cuadros y unos treinta dibujos realizados meses atrás en Granada. Por otra parte, dada la envergadura de ésta —un metro veinte centímetros de alto— y la tendencia de Pichot a participar en los Salones de París en aquellos años, es muy posible que estas Tres amigas su autor hubiera querido igualmente exponerlas allí, y en tal caso podrían tal vez ser la pieza que el pintor presentó, en el apartado de dibujos, en el Salon de la Societé Nationale des Beaux Arts de 1899, con el título de Chulas.

Este es, pues, un Pichot fruto de su descubrimiento del exotismo andaluz —que por otra parte tan solicitado estaba en el mercado artístico del París de entonces—, pero con composición japonizante, influencia del decadentismo simbolista y una factura muy cercana al coetáneo sintetismo que se imponía en la Francia artística contemporánea, en los aledaños de Sérusier, Maurice Denis, Ranson, aunque sin coincidir exactamente con el estilo de ninguno de ellos. Es un Pichot anterior al introductor de temas catalanes que sería entusiásticamente saludado por L’Art Décoratif en 1901, y al colorista vivísimo que llegaría a figurar en la cage aux fauves del Salon d’Automne de 1905.

Por otra parte, son obras como ésta las que convirtieron a Pichot en uno de los ejemplos a admirar por parte del Picasso joven: cuando éste se retrata a sí mismo del brazo del propio Pichot —y junto a Casas, Utrillo y Casagemas— saliendo de ver la Exposition Universelle de París de 1900, la suave curvatura de las líneas del dibujo y un arco coronado por un edículo en la parte derecha de la composición recuerdan sin duda estas Tres amigas.

Francesc Fontbona