Teatro

Joaquim Terruella i Matilla

Terruella i Matilla, Joaquim

1891, Barcelona - 1956, Barcelona

Teatro, s/f

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior izquierdo: "J. Terruella"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre tabla

33 x 37 cm

CTB.1991.14

Historia de la obra

  • Durán Subastas de Arte, Madrid, 20 de marzo de 1991. lote 110.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

Informe del experto

En un formato más reducido y pintado sobre superficie de tabla, Terruella muestra en esta composición el mismo esquema compositivo del lienzo En el Teatro (1), también perteneciente a la colección Carmen Thyssen-Bornemisza. De nuevo la atención del público, en primer término, y entre el que probablemente se hallaba el artista, se dirige al escenario donde actúa en esta ocasión una deslumbrante bailaora acompañada por su guitarrista.

Un pincel espontáneo e inquieto imprime de color figuras y formas sobre una gradación de tonos azules que acentúan el contraste entre el resplandor que emana del escenario y la penumbrosa sala. La composición delata de nuevo el estilo del pintor, que sabemos amante del efecto lumínico y la reverberación, y de la que el crítico Rafael Benet advertía refiriéndose a su “colorismo exaltado y expresado con fuga ligera” (2).

A pesar de la poca innovación plástica que sugiere la huella postimpresionista atribuida a la obra de Terruella y a una evolución poco abierta al cambio, se aprecia en este Teatro una expresiva intensidad plástica fruto de una técnica pictórica bien resuelta. También sus paisajes plenairistas, otro género muy tratado por el pintor, destacan por su sensibilidad lumínica y en ellos resulta inequívoco el influjo pictórico de su tío y maestro, Segundo Matilla.

Terruella frecuentaba con sus amigos los tablaos flamencos, café-conciertos y teatros del histórico distrito quinto y del Paralelo barcelonés fascinado por los espectáculos musicales y de baile que ofrecían sus intérpretes. El crítico de arte vanguardista Sebastià Gasch, uno de sus acompañantes, recordaba en un artículo de homenaje al pintor la pasión que sentía el artista “ante tablados, entre olés, falsetas, guitarras y faldas volantes, y como trazaba croquis con un sentido agudísimo del movimiento, el gesto y el carácter”(3).

El entusiasmo de Terruella por este mundo rítmico y efusivo quizás compensaba las carencias físicas que le provocaba la cojera que le había causado una enfermedad. Las cupletistas, bailaoras y la atmosfera festiva que las rodeaban ejercían en él una inquietud que reflejaba en vitales dibujos y pinturas. En su primera exposición individual, en la Sala Goya de Barcelona, el pintor ya exhibía las figuras de una bailaora y de la reconocida Tórtola Valencia (4).

Terruella se convertiría en cronista gráfico de esta alegre y desenvuelta Barcelona nocturna, trabajando dentro y fuera del estudio que hasta mediados de los años treinta tuvo instalado en la calle Riereta del actual barrio del Raval. El pintor recogió el legado de los artistas que ya habían captado estas calles y a sus habitantes con distintas motivaciones: la del deleite y la evasión, como él, pero también la de denuncia social por la marginalidad que en contraste imperaba en las mismas y que fue retratada por Isidre Nonell. Argumentos que delataron en su momento la eclosión de una nueva y manifiesta modernidad artística.

Un pintor afín a Terruella por su afición a los escenarios fue Ricard Urgell. Pese a los casi veinte años que les separaban, los distintos contextos formativos y estilos –en el caso de Urgell más afrancesado-, compartieron también el gusto plástico por la indefinición formal y el protagonismo cromático. Es fácil suponer, pues, que ambos artistas coincidieran en las animadas veladas ofrecidas por el Petit Moulin Rouge o el Edén Concert.

Lluïsa Sala Tubert

—————————————–

(1) CTB 2020.30. En el Teatro. Óleo sobre lienzo, s/f, 51 x 60 cm. Otra composición afín es Teatro de Varietés, en técnica mixta sobre cartón, 42 x 46 cm y reproducida en R. Manzano. J.Terruella, Ed. Àmbit, 1989, p.42.

(2) Benet, Rafael. Cròniques d’art a La Veu de Catalunya 1928-1930. Fundació Rafael Benet, Barcelona, 2009, p. 254.

(3) Gasch, Sebastià, “Recordando a Joaquín Terruella”. Miranda, Boletín del Centro Cultural de Llançà, segundo y tercer trimestre (núm.14 y 15), p.3 y 4.

(4) Catálogo de la exposición Joaquim Terruella. Sala Goya, Barcelona, del 1 al 15 de marzo de 1917. Se conserva un ejemplar en el Arixu Històric de la Ciutat de Barcelona.