Recogiendo el heno, c. 1890

Baldomer Galofre i Giménez

Galofre i Giménez, Baldomer

Reus, el Baix Camp,1846 - Barcelona, 1902

Recogiendo el heno, c. 1890

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: ''B. Galofre''
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

80 x 130 cm

CTB.1997.53

Historia de la obra

  • Subastas Ansorena, Madrid, 3 de julio de 1997. lote 148G.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

1997 - 1998

El paisatgisme català del naturalisme al noucentisme en la Col•lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Andorra, Sala d'Exposicions del Govern d'Andorra, n. 8, p. 52, lám. p. 53.

1998 - 1999

Fortuny e la pittura preziosista espagnola. Collezione Carmen Thyssen-Bornemisza, Catania, Museo Civico Castello Ursino; Roma, Accademia di Spagna, n. 6, p. 36

1999

La pintura preciosista española de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Valencia, Sala de Exposiciones del Edificio del Reloj, Puerto de Valencia, n. 6, p. 50.

2001

Ilustración y proyecto liberal. La lucha contra la pobreza, Zaragoza, Palacio de la Lonja, n. 151, pp. 79, 382.

2002 - 2003

Sagasta y el liberalismo progresista en España, Logroño, Sala Amós Salvador - Parlamento de La Rioja, p. 172.

2003

De Fortuny a Tàpies. Aspectes de la pintura catalana moderna dins la Col.lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Museu Nacional d'Art de Catalunya, p. 24, lám. p. 25.

2004

Pintura catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 11, p. 58, lám.

2007

Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Oviedo, Sala de Exposiciones Banco Herrero, n. 11, lám. p. 58.

2010

Del Naturalismo al Noucentisme en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Tudela (Navarra), Catel Ruiz, n. 5, p. 30, lám. p. 31.

2012 - 2013

Rusiñol, Monet, Gauguin, Sunyer. El paisaje en la Colección Carmen Thyssen, Gerona, CaixaForum; Tarragona, CaixaForum; Lérida, CaixaForum, n. 7, p. 58, lám. p. 59. (sólo Tarragona y Lérida).

  • -El paisatgisme catalá; del naturalisme al noucentisme en la Col.lecció Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Andorra, Sala d’Exposicions del Govern d’Andorra, 1997-1998]. Andorra, Ministeri de Cultura, 1997, n. 8, p. 52. [Ficha de Carlos González y Montse Martí].

  • -La Pintura Preciosista Española de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomàs y Garín, Felipe (ed.). [Cat. exp. Edificio del Reloj del Puerto de Valencia]. Nápoles, Electa, 1999, n. 6, p. 50. [Ficha de Santiago Alcolea Blanch].

  • -Rusiñol, Monet, Gauguin, Sunyer. El paisaje en la Colección Carmen Thyssen, Gerona, CaixaForum; Tarragona, CaixaForum; Lérida, CaixaForum, 2012, n. 7, p. 58, lám. p. 59. (sólo Tarragona y Lérida).

Informe del experto

Establecido en Barcelona a partir de 1884, tras una larga estancia en Italia, Galofre concibió un ambicioso proyecto que ha venido a ser conocido con el nombre de La España pintoresca. En palabras de su contemporáneo Joan Sarda, publicadas en 1890: «Cinco años ha que trabaja con una asiduidad y una facundia inagotables en acumular los materiales de una vasta obra artística que tiene por objeto reproducir juntas en haz todas las maravillas plásticas y de color que ofrece la vida externa y visible de la España que se va(1).

Galofre quería presentar los contrastes del paisaje de la Península Ibérica y las diversidades de carácter, costumbres e indumentaria de las gentes del campo de distintos lugares, consciente de la necesidad de documentar gráficamente un mundo, rico y sugerente, que desaparecía. Podría ser considerada esta idea como un antecedente de la grandiosa serie pictórica de Las regiones de España que Joaquín Sorolla realizaría entre 1911 y 1919 para la Hispanic Society de Nueva York por encargo del magnate norteamericano del ferrocarril Archer M. Huntington.

Durante años Galofre viajó por la geografía española -Galicia en 1887; Asturias en 1888; Castilla y Andalucía en 1887,1888 Y 1889; Aragón y Cataluña en 1894 … -, reuniendo material para su proyecto que, si bien no llegó a plasmarse en un conjunto de pinturas concreto y específico, sí le proporcionó una extensísima colección de más de dos millares de dibujos a tinta y a lápiz. Estos apuntes, publicados en parte en La Ilustración Artística (2) serían la principal fuente de inspiración para los cuadros realizados durante la última etapa de su vida, hasta su fallecimiento en 1902.

Es justamente en este contexto donde hay que situar el cuadro que nos ocupa, y que podría ser titulado Recogiendo el heno. Dos dibujos aparecidos en La Ilustracn Artística se relacionan estrechamente con el óleo en cuestión. En uno de ellos, titulado en la propia revista como Regreso del monte  (3) vemos a un joven guiando una carreta cargada de heno tirada por una pareja de bueyes adornados con unos arreos como los que lucen los bueyes en la presente composición. En el otro, el artista capta a un Boyero conduciendo una yunta (4) de características tipológicas similares a las del anterior. La misma publicación reproducía en 1891 una pintura, propiedad ya en ese momento del Círculo de Reus, que se corresponde con las obras que estamos considerando. Firmada en 1890, aparece con un pie de ilustración que nos identifica su localización iconográfica: Recuerdo de Galicia. La vuelta del campo (5).

 El grupo se completa con una segunda tela fechada en 1889, subastada hace unos años en Nueva York bajo el título de Caravana de carretas (6). En estas dos últimas composiciones podemos observar otras coincidencias que nos ayudan a encuadrar la pintura objeto de estas líneas: el modelo de carreta de ruedas macizas, la raza de los bueyes, las guarniciones que éstos lucen sobre la testuz, las largas varas de los boyeros.

Por otro lado, desde el punto de vista técnico, merece ser destacada la gran economía de medios con que esta obra está realizada. La trama de la tela se hace visible en muchos puntos, teñida únicamente con tintas muy fluidas, especialmente en las zonas de tonos neutros u oscuros. Sobre esta base, el artista construye los volúmenes por medio de toques rápidos y precisos de pasta densa que configuran las áreas de luz intensa. Asimismo, se observan claras diferencias en la definición de las sombras y de las luces. En las primeras apenas sí se aprecian las formas, mientras que las superficies iluminadas están trabajadas buscando la valoración de los detalles y los matices. Con este recurso, aprendido de Marià Fortuny, se pretende reproducir el efecto de deslumbramiento, consecuencia de la incapacidad del ojo humano de adaptarse a los fuertes contrastes causados por la iluminación directa a pleno sol.

Santiago Alcolea

——————————–

(1) Sardà, «Baldornero Galofre. Muestra de su obra», La Vanguardia, 31 de agosto de 1890.

(2) En diversas entregas, fundamentalmente en los años 1889, 1890,1892 y 1984.

(3) Dibujo a lápiz (firmado y fechado en 1889). La Ilustración Artística, » 380, 8 de abril de 1889, p.121.

(4) Dibujo a tinta. La Ilustración Artística, n° 467, 8 de diciembre de 1890, p. 376.

(5) Óleo sobre lienzo (firmado y fechado en 1890). La Ilustración Artística, » 497. 6 de julio de 1891, P.424.

(6) Óleo sobre lienzo, 43 x 66 cm (firmado y fechado en 1889). Nueva York, Sotheby’s, 21 de mayo de 1987, lote 62.