Balsa de los peces. Premià, 1945

Pau Roig i Cisa

Roig i Cisa, Pau

1879, Premià de Mar - 1955, Barcelona

Balsa de los peces. Premià, 1945

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmada y fechada en el ángulo inferior derecho: ''Roig 1945''
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

60 x 73 cm

CTB.1995.99

Historia de la obra

  • Subastas Maragall, lote 124, Barcelona, 4 de mayo de 1995.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

1946

Exposición, Barcelona, Sala Syra, n. 11 (?).

1997 - 1998

El paisatgisme català del naturalisme al noucentisme en la Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Andorra, Sala d'Exposicions del Govern d'Andorra, n. 30, p. 96, lám. p. 97.

2003

De Fortuny a Tàpies. Aspectes de la pintura catalana moderna dins la Col.lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Museu Nacional d'Art de Catalunya, p. 70, lám. p. 71.

2004

Pintura catalá do Naturalismo ao Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Santiago de Compostela, Fundación Caixa Galicia, n. 31, p. 104.

2004

Pintura catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 59, p. 166.

2006

Meifrèn y el paisaje catalán en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Castejón (Navarra), Museo de Castejón, p. 54, lám. p. 55.

2007

Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Oviedo, Sala de Exposiciones Banco Herrero, n. 59, p. 166, lám. p. 167.

  • El paisatgisme català; del naturalisme al noucentisme en la Col.lecció Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Andorra, Sala d’Exposicions del Govern d’Andorra, 1997-1998]. Andorra, Ministeri de Cultura, 1997, n. 30, p. 96. [Ficha de Pilar Vélez].

  • -De Fortuny a Tàpies. Aspectes de la pintura catalana moderna dins la Col.lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Museu Nacional d’Art de Catalunya, 2003, p. 70, lám. p. 71. [Cat. exp.]

  • Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, n. 59, p. 166. [Ficha de Alicia Suàrez]. Pintura catalá do Naturalismo ao Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Santiago de Compostela, Fundación Caixa Galicia, 2004, n. 31, p. 104.

  • Meifrèn y el paisaje catalán en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Castejón (Navarra), Museo de Castejón, 2006, p. 54, lám. p. 55. [Cat. exp.]

  • Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Oviedo, Sala de Exposiciones Banco Herrero, 2007, n. 59, p. 166, lám. p. 167. [Cat. exp.]

Informe del experto

Este paisaje de Pau Roig se sitúa en los mejores años de su pintura, es decir la última década de su vida, según Jordi Benet i Aurell. Pau Roig, residente en París prácticamente desde principios de siglo hasta su retorno definitivo a Cataluña en los años cuarenta, dedicó buena parte de su carrera artística a la ilustración y el grabado, y con especial intensidad y maestría al aguafuerte entre 1925 y 1931. Un desprendimiento de retina le forzó a cambiar el rumbo y es entonces cuando retoma la pintura a la que se dedicara esforzadamente hasta su muerte.

Desde su regreso a Cataluña el paisaje tendrá un lugar destacado en su temática pictórica —junto a la figura y el bodegón— y muy en particular el paisaje de sus orígenes, es decir de Premià en la comarca costera del Maresme.

Cerca del santuario de Nuestra Señora de la Cisa, en Premià de Dalt, su hermano tenía una casa y es desde estos altos donde sin duda realizó este paisaje con el mar a lo lejos y la balsa y los huertos en primer término. El motivo de la balsa ya aparece en obras anteriores ya que, sin duda, resulta atractivo para el pintor porque le permite una sugestiva curva en la composición, al tiempo que con el azul de sus aguas y el rojo de los peces es un contrapunto en primer plano a los amarillos que la crítica no dudó en relacionar con Van Gogh. En efecto, la crítica más aguda de la época no dejó de hacer hincapié en el hecho de que a diferencia de muchos artistas jóvenes que conocían las obras de los postimpresionistas, sólo por reproducciones, Pau Roig había estado en contacto directo con la pintura francesa, de ahí que con la asimilación de Cézanne, Gauguin, Van Gogh o Bonnard llegase a un extraordinario y personal sentido del color y la construcción.

Alícia Suarez