Aniela. 9, 2011

Julian Opie

Aniela 9

Opie, Julian

Londres, 1958

Aniela. 9, 2011

© Julian Opie, VEGAP, Madrid, 2017

Colección Carmen Thyssen Bornemisza.

Vinilio sobre bastidor de madera

192 x 119,6 x 3,5 cm

CTB.2014.4

Historia de la obra

  • Galerie Bob Van Orsouw, Zurich (Suiza), 21 enero 2014

  • Colección Carmen Thyssen Bornemisza

2017

Julian Opie. Centro Cultural Bancaja, Valencia. Fundación Bancaja. Febrero-Junio 2017. p. 130-131.

2018 - 2019

Femina Feminae. Las Musas y La Coleccionista. De Piazzetta a Delaunay. Museu Carmen Thyssen Andorra. p. 70-71 y p. 108-109.

  • -Julian Opie. Centro Cultural Bancaja, Valencia. Fundación Bancaja, 2017. p. 130 y 131 (ilus.) (Cat. exp.)

  • – Femina Feminae. Las Musas y La Coleccionista. De Piazzetta a Delaunay. Museu Carmen Thyssen Andorra.[Cat. Exp. Museu Carmen Thyssen Andorra], 2018. P. 70-71 y p. 108-109  [Ficha de Guillermo Cervera]

Informe del experto

Comentario de la obra:

Las nuevas tecnologías han revolucionado la forma en la que observamos el mundo, y el día a día está dominado por imágenes cada vez más sintéticas.

El artista británico Julian Opie es muy conocido por utilizar el lenguaje visual de la vida moderna como principal motivo de inspiración en sus obras. La publicidad, las señales de tráfico y los logotipos caracterizan su trayectoria artística, que también adquiere influencias del retrato clásico, de la pintura británica y holandesa de los siglos XVII y XVIII, de los jeroglíficos egipcios y de los grabados japoneses como los del artista Hokusai y de las estampas de Hiroshige y Utamaro.

La obra de Julian Opie se centra en la pintura, principalmente la figurativa. Le interesan especialmente la gente que le rodea y los personajes anónimos, que representa inspirándose en las señales y los logotipos, reduciendo los retratos a líneas vitales y atribuyendo el carácter individual de cada persona retratada con pequeñas diferencias en la posición de los ojos o de las cejas. Esta manera de esquematizar el aspecto de la figura humana y los colores vivos son las características más destacados de su pintura.

Esta obra de 2011 representa el retrato desnudo Aniela 9, una figura minimalista sin rostro ni cuello, representada mediante contornos negros y colores planos (carne y amarillo) sobre un fondo azul. Se trata de una interpretación que podría recordar la postura clásica del cuerpo femenino en El nacimiento de Venus, la obra renacentista de Botticelli, por la manera en la que el artista ha colocado los brazos de la protagonista. Opie reflexiona sobre cómo vemos las cosas y cómo las representamos: en sus retratos, el artista utiliza el lenguaje de la simplicidad e invita al espectador a preguntarse cuál es la esencia de cada individuo y hasta que mínima expresión se puede reconocer una persona o se puede representar su personalidad con líneas y color.

Fue a partir del año 2000 que Opie recurrió al uso de las tecnologías para su trabajo: a partir de fotografías que el artista había procesado previamente en el ordenador realizaba sus representaciones de personas y paisajes. Opie hace uso de la tecnología en el proceso de creación, partiendo de una fotografía trabajada con el ordenador, que posteriormente traslada con acrílicos o tinta sobre materiales como vinilos o madera; pero también hace uso de los medios tecnológicos en la exposición de sus obras, mediante instalaciones de vídeo y pantallas LED donde sus pinturas en movimiento se transforman en obras animadas.

El estilo esquematizado distintivo de Julian Opie se reconoce instantáneamente en todo el mundo. Con solo unos cuantos trazos y pocos colores planos, este artista es capaz de revelar qué es lo que hace que una persona sea única.

Guillermo Cervera