Una mujer y dos niños junto a una fuente

Francisco de Goya y Lucientes

Una mujer y dos niños junto a una fuente

Goya y Lucientes, Francisco de

Fuendetodos (Zaragoza), 1746 - Burdeos, 1828

Una mujer y dos niños junto a una fuente, 1786

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Obra propiedad de D. Borja Thyssen-Bornemisza.

Óleo sobre lienzo

35,5 x 18,5 cm

CTB.1983.38

Historia de la obra

  • Duques de Osuna, 1798

  • Lafora, Madrid, 1896

  • Duque de Valencia, Madrid

  • Mercedes de Borbón, Madrid

  • Carlos de Borbón, Madrid

  • Alonso Ferrer, Madrid

  • Colección privada, Madrid

  • P. & D. Colnaghi, Londres, 1960

  • Colección privada, Herefordshire, Gran Bretaña

  • E. V. Thaw, Nueva York

  • Thyssen Bornemisza Collection, Lugano, 1983

  • Colección Borja Thyssen-Bornemisza 

1896

Exposición y venta de los cuadros de la Casa Ducal de Osuna, Madrid, n. 81

1908

Exposición histórico-artística del centenario del Dos de Mayo, Madrid, n. 3661

1970

Goya, La Haya, Mauritshuis; París, Musée de l´Orangerie, n. 9

1993 - 1994

Goya. El capricho y la invención, Madrid, Museo Nacional del Prado; Londres, Royal Academy of Arts; Chicago (IL), The Art Institute of Chicago, n. 23

1996

De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 13, p. 72

1996 - 1997

From Zurbaran to Picasso. Masterpieces from the Collection of Carmen Thyssen-Bornemisza, Shanghai, Shanghai Museum; Pekín, China National Art Gallery, p. 28

1997

Capolavori dalla Collezione di Carmen Thyssen-Bornemisza: 60º anniversario dell'apertura della Pinacotecca di Villa Favorita, Lugano, Villa Favorita, n. 38, p. 114

1998 - 1999

Masterworks from the Carmen Thyssen-Bornemisza Collection, Tokio, Tokyo Metropolitan Art Museum; Takaoka, Takaoka Art Museum; Nagoya, Matsuzaka Art Museum; Sendai, Miyagi Museum of Art, n. 11, pp. 40-41

1999 - 2000

Naturalezas pintadas de Brueghel a Van Gogh. Pintura naturalista en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 4, pp. 44-47

2001

De Van Dyck a Goya. Maestros Antiguos de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Castellón, Museo de Bellas Artes, n. 21, pp. 90-92

2002

Il trionfo del colore. Collezione Carmen Thyssen-Bornemisza. Monet, Van Gogh, Gauguin, Toulouse-Lautrec, Matisse, Kandinsky, Roma, Palazzo Ruspoli, pp. 48-50

2005 - 2006

Goya. Prophet der moderne, Berlín, Nationalgalerie; Viena, Kunsthistorisches Museum, n. 16, p. 106, lám. p. 107

  • Yriarte, Charles: Goya: sa biographie, les fresques, les toiles, les tapisseries, les eaux-fortes et le catalogue de l’oeuvre. París, H. Plon, 1867 , p. 145

  • Cruzada Villaamil, G.: Los tapices de Goya. Madrid, 1870, n. XXXV, p. 140

  • Viñaza, Conde de la: Goya, su tiempo, su vida, sus obras. Madrid, Tipografia De Manuel G. Hernández, 1887, p. 281

  • Loga, Valerian von: Francisco de Goya. Berlín, Grote, 1903 , n. 558, p. 220

  • Beruete y Moret, Aureliano de: Goya pintor de retratos. Madrid, Blass y Cia, 1916 [ed. ingl: Londres, 1922] , vol 1: Composiciones y figuras (1917), n. 101

  • Mayer, August L.:  Francisco de Goya. Múnich, F. Bruckmann, 1923 , n. 681

  • Desparmet Fitz-Gerald, Xavière: L’oeuvre peint de Goya: catalogue raisonné. París, F. de Nobele, 1928-1950, n. 149

  • Sambricio, V. de: Tapices de Goya. Madrid, 1946, n. 45-A

  • Nordström, F.: Goya, Saturn and Melancholy. Studies in the Art of Goya. Estocolmo, 1962, pp. 50-54

  • Gassier, Pierre y Wilson, Juliet: Vie et oeuvre de Francisco Goya. Friburgo, Office du Livre, 1970., n. 261, p. 97

  • Gudiol, José: Goya. 1746-1828. Biografia, estudio analitico y catálogo de sus pinturas. 4 vols. Barcelona, Ed. Poligrafa, 1970 , vol. 1, n. 222, p. 251

  • Angelis, Rita de: L’opera pittorica completa di Goya. Milán, Rizzoli, 1974. Classici dell’arte; vol. 74 , n. 219

  • Águeda Villar, M.: «Novedades en torno a una serie de tapices de Goya». En Boletín del Museo del Prado. 1984, n. 13 , p. 44

  • Gudiol, José: Goya. 1746-1828. Biographie, étude analytique et catalogue de ses peintures. Barcelona, Polígrafa, 1984 , n. 216

  • Arnáiz, J. M.: Francisco de Goya. Cartones y tapices. Madrid, 1987, n. 49-B

  • Tomlinson, J. A.: Francisco de Goya. The Tapestry Cartoons and early Career at the Court of Madrid. Cambridge (MA), 1989, pp. 175, 179

  • Watteville, Caroline de: The Thyssen-Bornemisza Collection. Guide to the Exhibited Works. Lugano – Milán, Electa, 1989 , p. 127, lám. c.

  • Goya. El capricho y la invención: cuadros de gabinete, bocetos y miniaturas. [Cat. exp. Madrid, Museo del Prado – Chicago (IL), The Art Institute, 1993-1994]. Wilson-Bareau, Juliet y Mena Marqués, Manuela B. (eds. lit). Madrid, Museo del Prado, 1993 , pp. 168-169, 354-355 [ – Ficha de Wilson]

  • Tomlinson, J. A.: Francisco de Goya. Los cartones para tapices y los comienzos de su carrera en la corte de Madrid. Madrid, 1993, pp. 228-231

  • Morales y Marín, José Luis: Goya. Catálogo de la pintura. Zaragoza, Real Academia de Nobles y Bellas Artes de San Luis, 1994 , n. 163, p. 196

  • Luna, Juan J. y Moreno de las Heras, Margarita: Goya. 250 aniversario: del 30 de marzo al 2 de junio 1996, Museo del Prado. Madrid, Museo del Prado, 1996, p. 322, nota 8 [ – Ficha de Moreno de las Heras]

  • De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza Museo Thyssen-Bornemisza. [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Llorens Serra, Tomàs (ed.). Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 1996 , n. 13, p. 72. [Ficha de Enrique Valdivieso]

  • Capolavori dalla Collezione di Carmen Thyssen-Bornemisza: 60th anniversario dell’apertura della Pinacotecca di Villa Favorita. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Lugano, Villa Favorita]. Ginebra-Milán, Skira, 1997, n. 38, p. 114. [Ficha de José Luis Díez]

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 1, pp. 168, 170, lám. pp. 169, 171 (detalle) [ – Ficha de José Luis Díez]

  • Goya: Prophet der Moderne. Schuster, Peter-Klaus; Seipel, Wilfried y Mena Marqués, Manuela B. (eds.). [Cat. exp., Berlín, Alte Nationalgalerie – Viena, Kunsthistorisches Museum, 2005-2006]. Colonia, DuMont, 2005, p. 106, lám. p. 107 [Ficha de Manuela B. Mena Marqués]

Informe del experto

Este delicioso boceto es el estudio preparatorio para el cartón titulado tradicionalmente Los pobres en la fuente pintado por Goya entre 1786 y 1787 para servir de modelo a uno de los tapices que habrían de decorar el Comedor de los Príncipes en el Palacio del Pardo, situado en los alrededores de Madrid.

La decoración de este salón era el primer trabajo que el artista realizaba para la Corona después de haber sido nombrado pintor del rey en junio de 1786. Para dicha estancia, se encargó a Goya que ejecutara «Pinturas de asuntos jocosos y agradables que se necesitan para aquel Sitio», proyectando un conjunto de escenas alusivas a las cuatro estaciones del año». Para el muro destinado a la estación del invierno, separado en tres fragmentos por dos ventanales, Goya pintó el cartón titulado La nevada, sin duda uno de los más sobrecogedores de todos sus trabajos para la Real Fábrica de Tapices, flanqueado en cada uno de sus lados por El albañil herido y Una mujer y dos muchachos junto a una fuente, condicionados los formatos extremadamente alargados de estos últimos por la estrechez de los fragmentos de pared, destinándose finalmente para las sobreventanas dos composiciones de animales: Gatos riñendo y Pájaros volando.

A fin de conseguir la aprobación real a su proyecto decorativo, Goya ejecutó en poco tiempo los bocetos de todas las escenas de la sala, de los que habla a su amigo Zapater en una carta fechada el 12 de septiembre de 1786: «Ahora estoy muy ocupado haciendo borrones para una pieza donde come el Príncipe», debiendo mostrarlos al monarca poco después, ya que el fin de año presenta una cuenta de los gastos de «un coche en diligencia al Real Sitio del Escorial para presentar a S. M. (que Dios guarde) los Borradores de la Pieza de Comer del Pardo».

De entre todas las escenas que forman el conjunto, concebidas por Goya con un sentido colorista y amable, como representación del ciclo vital de la naturaleza en las distintas estaciones, son sin duda en las
dedicadas al invierno, donde Goya manifiesta por vez primera en este tipo de cartones decorativos una clara conciencia social de la realidad cotidiana de su entorno, que evolucionará hasta el dramatismo más extremo de su obra de madurez.

 

En efecto, mientras que la escena principal representa a varios caminantes guareciéndose de una ventisca en un paisaje nevado, de vuelta de una matanza, uno de los lienzos laterales muestra a un albañil transportado por sus compañeros tras caer del andamio, formando pareja con el que representa a la mujer acude con los niños a la fuente.

Sin embargo, en los estudios preparatorios elaborados por Goya de estas dos últimas composiciones, la interpretación de ambas varía radicalmente, ya que el primero representa Un albañil borracho, y no herido. Por su parte, el presente boceto muestra a una mujer joven, de rostro amable, acompañada por dos niños, seguramente sus hijos, que esperan pacientemente que se llene uno de los cántaros en el caño de la fuente. Uno de los muchachos, con sombrero y de espaldas, sujeta otro cántaro, mientras el más pequeño, con gesto lloroso, cruza sus brazos en señal de rabieta. Al fondo puede verse la silueta de una modesta casa.

Nada hay sin embargo en este pequeño boceto que indique la ambientación de la escena en la estación invernal; circunstancia que se transforma por completo en el cartón definitivo, con el que muestra notables diferencias, Así, en la obra final el paisaje aparece nevado, se añade un árbol con las ramas desnudas, que subraya la verticalidad de la composición y refuerza la sensación desapacible de frío, que además indica de forma evidente el niño pequeño, que se protege las manos con el calor de su cuerpo, ocultándolas bajo las ropas. También se suprime el tercer cántaro apostado junto a la fuente, que Goya coloca ahora en la mano izquierda de la mujer, mientras que en el boceto preparatorio dicha mano reposa en el hombro del niño, para
consolar su llanto. Por otra parte, las ropas que visten los personajes son modestas, pero decorosas, rasgo que se acentúa en el cartón definitivo y que, aunque señala la condición humilde de la familia, están muy lejos de poder interpretarse como indigentes o pordioseros. En este sentido, recientemente se ha sugerido que este grupo sea la familia del albañil del cuadro compañero, introducidos ambos temas por Goya en la decoración de este salón, en alusión al decreto promulgado por Carlos III para atender a las víctimas en accidentes de trabajo y a sus farnilias.

Por lo demás, este boceto es bellísimo ejemplo de la primorosa exquisitez técnica utilizada por Goya en este tipo de obras de pequeño tamaño, con un tratamiento extremadamente delicado y atento de las figuras, ejecutadas con toques ligerísimos y vibrantes del pincel, que matiza con una extraordinaria sensibilidad sus rostros y vestiduras, como queda evidente en detalles tan mínimos como los cordones atados del niño pequeño, los flecos del pañuelo que la mujer lleva atado a la cintura o los efectos de la luz que modela su rostro.

Todos los bocetos pintados por Goya para esta decoración fueron adquiridos por los duques de Osuna el 6 de mayo de 1798 para su residencia de La Alameda, si bien éste no figura en el documento de compra, por lo que seguramente hubo de ser un regalo del artista a los duques, que habían sido sus amigos y protectores, A la venta de la Colección Osuna, el boceto fue comprado por el anticuario Lafora en l.OOO pts.

José Luis Díez