El puente de Saint-Michel, París, 1935

Josep Amat i Pagès

Amat i Pagès, Josep

1901, Barcelona - 1991, Barcelona

El puente de Saint- Michel, París, 1935

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado y fechado en el ángulo inferior derecho: "Amat/35"
Fechado y localizado en el reverso del bastidor con la inscripción manuscrita del propio artista: "Pont St. Michelle, 7 nov. 1935 París".
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

60 x 73 cm

CTB.1994.39

Historia de la obra

  • Maragall, Barcelona, 30 de noviembre de 1994.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

1936

Josep Amat, Barcelona, La Pinacoteca, n. 11 ó 12.

1996

Josep Amat, Madrid, Blanquerna Librería Catalana, n. 1.

1998

Josep Amat dins la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Gerona, Museu d'Art de Girona, n. 8, p. 68, lám. p. 69.

2000 - 2001

L'impressionisme i la selva empremta en la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Andorra, Sala d'Exposicions del Govern d'Andorra, p. 94, lám. p. 95.

2002 - 2003

Josep Amat dins la Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Mataró (Barcelona), Ateneu Caixa Laietana, n. 9, p. 88, lám. p. 89.

2003

El paisatge en la pintura catalana del canvi de segle (1870-1935). Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Manresa (Barcelona), Sala d'Exposicions del Centre Cultural el Casino, n. 21, p. 70, lám. p. 71.

2012

Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 104, lám. p. 105.

2016

Josep Amat. París. Centre d´ètudes catalans de la Université París-Sorbonne. Del 3 de noviembre al 1 de diciembre de 2016. p. 10.

  • Josep Amat dins la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Gerona, Museu d’Art de Girona, 1998, n. 8, p. 68, lám. p. 69.[Cat. Exp.]

  • L’impressionisme i la seva empremta dins la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza. Tomàs Llorens (ed.). [Cat. exp. Andorra, Sala d’Exposicions del Govern d’Andorra, 2000-2001], Ministeri de Turisme i Cultura, Govern d’Andorra, 2000, p. 94, lám. p. 95 [Ficha de Jordi González Llàcer].

  • Josep Amat dins la Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Mataró (Barcelona), Ateneu Caixa Laietana, 2002, n. 9, p. 88, lám. p. 89. [Cat. Exp.]

  • El paisatge en la pintura catalana del canvi de segle (1870-1935). Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Manresa (Barcelona), Sala d’Exposicions del Centre Cultural el Casino, 2003, n. 21, p. 70, lám. p. 71.[Cat. Exp.]

  • -Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, 20012, p. 104, lám. p. 105.[Cat. Exp.]

  • -Josep Amat. París. Centre d´ètudes catalans de la Université París-Sorbonne, 2016. p. 10. [Cat. Exp.].

Informe del experto

Esta vista de uno de los puentes del Sena es fruto de la última estancia de Amat en París antes de estallido de la  Guerra Civil. Sabemos incluso la techa exacta de su realización, el 13 de octubre de 1935, gracias a una de las cartas que el pintor mandaba regularmente a la que poco después sería su esposa, Isabel Girbau, poniéndola al corriente de su trabajo, y explicándole con detalle las características temáticas de las obras en curso.

En este documento de singular valor para el estudio de este periodo de la juventud y primera madurez del pintor figura un croquis del cuadro lo suficientemente detallado como para poder identificarlo con absoluta certeza. Esta costumbre del pintor de incluir esbozos y  pequeños dibujos en sus cartas a Isabel Girbau facilita el seguimiento de su actividad artística en París con una precisión que no es extensible a estancias anteriores a 1933 y 1934. El texto de la carta que acompaña a este pequeño croquis dice entre otras cosas: “Esta tarde tenía muchos espectadores. Pinto sobre una escala de madera colgada sobre el Sena. La  gente ha de mirarme desde una cierra distancia y así no pueden molestarme [ … ] Te hago un croquis para que veas como es. De composición queda un  poco como de Plandiura, pero de color es muy distinto porque hay hojas en los árboles y la luz es de tarde”.

En este documento Amat menciona la obra adquirida por el célebre coleccionista Lluis Plandiura , un cuadro realizado a finales de otono de 1933 con un ambiente casi invernal y una luz crepuscular. La perspectiva picada y el encuadre resultan idénticos, pero la atmósfera y la luz son muy distintas, corroborando el interés del pintor barcelonés por aprender los instantes lumínicos concretos de cada estación o de cada hora del día en un mismo tema, siguiendo el ejemplo de las series de Monet. La mutabilidad de la atmósfera y las correspondientes transformaciones de la luminosidad le invitaban a hacer meticulosos estudios de ambiente a través de versiones sucesivas sobre un mismo tema, a menudo volviendo a él de un año a otro.

Con el transcurrir de los años, en fases posteriores de su dilatada trayectoria, Amat insistió a menudo en este procedimiento de las versiones sin llegar nunca a repetirse o a caer en una pintura formularia. Incluso cuando la composición y el encuadre eran prácticamente idénticos, las variaciones de atmósfera y de luz justificaban nuevos ensayos, nuevos retos y reinterpretaciones.

La agudización de la mirada fue efectivamente una de las conquistas de Amat en su periplo parisiense. Su capacidad de observación se afina aprovechando tanto la experiencia de los impresionistas como su propia vivencia de un paisaje más gris y nórdico. En la evolución de las obras pintadas en París se constata un progreso significativo en sus medios de expresión. Amat era un pintor que necesitaba familiarizarse con el paisaje hasta poder destilar sus esencias dando lo mejor de sí mismo. Quizá por eso fue en esta estancia de 1935 cuando produjo los cuadros más logrados de esta vertiente temática y  de esta fase de su obra. Un periodo en el que el pintor de Barcelona alcanzó una primera plenitud artística y firmó telas como El puente de Saint-Michel, París, obra que merece figurar con derecho propio en las antologías más exigentes de la pintura catalana moderna .

Jordi González Llàcer.