Patio de la casa Sorolla, 1917

Joaquín Sorolla y Bastida

Sorolla y Bastida, Joaquín

Valencia, 1863 - Cercedilla, 1923

Patio de la casa Sorolla, 1917

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado y fechado en el ángulo inferior derecho: ''J. Sorolla/ 1917''
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo gratuito al Museo Carmen Thyssen Málaga

Óleo sobre lienzo

95,9 x 64,8 cm

CTB.1996.16

Historia de la obra

  • Propiedad del artista.

  • Legado a su hija, Maria Sorolla. (inv. n. 3, serie A).

  • Sr. Le Roy Wood, Newark (NJ).

  • The Newark Museum, Newark (NJ), (en depósito hasta enero de 1995).

  • Colección privada, Nueva Jersey, 1995.

  • Sotheby’s, Nueva York, 23-24 de mayo de 1996. lote 209.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

1919

Exposición de Arte Español Contemporáneo en París, París, n. 217. La obra aparece como: Patio de mi casa.

1944

Exposición de homenaje a Sorolla, Valencia.

1958

Madrid, Círculo de Bellas Artes, n. 32.

1997

Capolavori dalla Collezione di Carmen Thyssen-Bornemisza: 60º anniversario dell'apertura della Pinacotecca di Villa Favorita, Lugano, Villa Favorita, n. 98, p. 250.

1998

La pintura española del cambio de siglo en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Zaragoza, Palacio de Sástago, n. 17, p. 70.

2000

De Corot a Monet. Los orígenes de la pintura moderna en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Valencia, Museo del Siglo XIX, pp. 270-272.

2000 - 2001

La Révolte de la couleur. De l'impressionnisme aux Avant-gardes. Chefs-d'oeuvre de la Collection Carmen Thyssen-Bornemisza, Bruselas, Musée d'Ixelles, n. 11, pp. 44-46.

2002

Il trionfo del colore. Collezione Carmen Thyssen-Bornemisza. Monet, Van Gogh, Gauguin, Toulouse-Lautrec, Matisse, Kandinsky, Roma, Palazzo Ruspoli, pp. 168-170.

2006 - 2007

Sargent / Sorolla, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza - Fundación Caja Madrid; París, Petit Palais, cat. 111, p. 313, lám. p. 268.

2010 - 2011

Jardines impresionistas, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza - Fundación Caja Madrid, n. 126, p. 288, lám.

2011

La tradición moderna en la Colección Carmen Thyssen. Monet, Picasso, Matisse, Miró, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, p. 76, lám. p. 77.

2012

Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col•lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 82, lám. p. 83.

2012 - 2013

Sorolla jardines de luz. Ferrara, Palazzo dei Diamanti, 17 de marzo-17 de junio 2012 Granada, Museo de BBAA, Alhambra,29 de junio-14 de octubre 2012, Madrid, Museo Sorolla, 29 de octubre 2012-5 mayo 2013. BPS 2709 pp. 212.

2016 - 2017

Sorolla en París.Kunsthalle der Hypo-Kulturstiftung, Munich. Del 4 de marzo al 3 de julio de 2016, Musée des impressionnismes Giverny Del 14 de julio al 6 de noviembre de 2016.Museo Sorolla, Madrid. Del 24 de noviembre de 2016 al 19 de marzo de 2017. Lam.61, pp.185.

2017 - 2018

Sorolla. Un jardín para pintar. Caixa Forum Sevilla, 4 de julio-15 de octubre de 2017. Centro Cultural Bancaja, 7 de noviembre-19 de marzo de 2018. Cat. 73, p. 89.

  • -Pantorba, Bernardino de: La vida y obra de Joaquín Sorolla. Estudio biográfico y crítico. Madrid, 1970 , n. 745, p. 155.

  • -Sotheby’s (aut. corp.): 19th Century European Paintings and Sculpture. [Cat. subasta]. Nueva York, 23-24 mayo, 1996, n. 209, lám.

  • -Capolavori dalla Collezione di Carmen Thyssen-Bornemisza: 60º anniversario dell’apertura della Pinacotecca di Villa Favorita. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Lugano, Villa Favorita]. Ginebra-Milán, Skira, 1997, n. 98, p. 250. [Ficha de Carmen Gracia].

  • -Pons-Sorolla, B.: Joaquín Sorolla. Vida y obra. Madrid, Fundación de Apoyo a la Historia del Arte Hispánico, 2001 , n. 282, pp. 469, 475, lám.

  • -Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 2, p. 188, lám. p. 189 [ – Ficha de Carmen Gracia].

  • -De Miguel Egea, Pilar: «Los estudios de jardines de Sorolla». En Madrid/París 2006-2007, pp. 253-261, cit. p. 261

  • -Tomàs Llorens: Sargent / Sorolla. [Cat. exp. Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, Fundación Caja Madrid – París, Petit Palais-Musée des Beaux-Arts de la Ville de Paris, 2006-2007]. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2006.

  • -Tomás, Facundo y Garín, Felipe: Joaquín Sorolla. Valencia, Generalitat Valenciana, 2007, n. 39, lam. p. 131.

  • -Díez, José Luis y Barón, Javier: «Joaquín Sorolla, pintor». En Madrid 2009, pp. 19-142, cit. pp. 109, 140

  • -Díez, José Luis y Barón, Javier: Joaquín Sorolla, 1863-1923. [Cat. exp.]. Madrid, Museo Nacional del Prado, 2009.

  • -Sorolla. Giardini di luce. Llorens, Tomàs [et al.] (eds.). [Cat. exp. Ferrara, Palazzo dei Diamanti; Granada, Museo de Bellas Artes, Alhambra; Madrid, Museo Sorolla, 2012-2013]. Ferrara, Ferrara Arte S.p.A., 2012, lám. p. 48.

  • -Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col•lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, 2012, p. 82, lám. p. 83. (Cat. exp.)

  • -Museo Carmen Thyssen Málaga. Colección. Catálogo razonado, Fundación Palacio de Villalón, Málaga, 2014. Pág. 388-389 (Ficha de Carmen Gracia)

  • -Sorolla en París. Kunsthalle der Hypo-Kulturstiftung, Munich, Musée des impressionnismes Giverny, Museo Sorolla, Madrid, 2016, Lam. 61, pp.185. (Cat. Exp.)

  • -Sorolla. Un jardín para pintar. Caixa Forum Sevilla y Centro Cultural Bancaja, 2017.  Cat. 76, p. 89.[Cat. Exp.]

  • -Pons-Sorolla, B.; Rodríguez Subirana, M.: Sorolla. Jardines. Madrid, Ediciones El Viso, 2019. Portada e  Ilust. N. 81, p. 140 [BPS2709].

Informe del experto

En 1909 Sorolla invirtió la mayor parte del dinero ganado en su exposición de Nueva York en la construcción de una casa diseñada por él mismo. Aconsejado por su amigo, el pintor Aureliano de Beruete, compró una parcela en la parte más alta de Madrid –entre el barrio de Chamberí y el paseo de la Castellana o paseo del Obelisco, como se llamaba entonces–.

Se construyó la casa de acuerdo con los planos del arquitecto Enrique María Repullés. El mismo Sorolla diseñó el jardín circundante, siguiendo las costumbres valenciana y sevillana. Lo decoró con fuentes, estatuas, dispuestas de manera armónica, y una preciosa colección de azulejos valencianos con dibujo azul sobre fondo blanco. La casa se terminó en 1911.

Patio de la Casa Sorolla forma parte de una serie de estudios que Sorolla pintó sobre el jardín y los patios de su casa de Madrid. Aunque en general no tienen fecha ni están firmados, sabemos que fueron realizados entre 1914 y 1920, en diferentes horas del día y en distintas estaciones, aunque el jardín sería captado la mayoría de los casos en primavera, cuando la floración luce con mayor esplendor. Bernardino de Pantorba catalogó las veintiocho vistas propiedad del Museo Sorolla de Madrid2. El resto de la serie pertenece a colecciones particulares.

En 1917 Sorolla estuvo dedicado a la producción de su gran serie sobre Las regiones de España encargada por Archer Milton Huntington para la biblioteca de la Hispanic Society de Nueva York. Sin embargo, entre febrero y octubre de ese año, Sorolla interrumpió sus viajes por España para regresar a Madrid, en parte debido al nacimiento de su primer nieto. También aprovechó para pasar el verano en San Sebastián. Patio de la Casa Sorolla se pintó indudablemente aquella primavera, durante la estancia de Sorolla en Madrid.

La primera impresión producida por Patio de la Casa Sorolla es su colorido. El artista ejercita su habilidad para captar el juego de la luz, con anchas pinceladas. Los colores seleccionados para esta pintura son los mismos que utiliza en sus paisajes y marinas: amarillos, rojos y violetas. Las pinceladas son desiguales, pero nunca vacilantes. Sorolla explicaría su peculiar técnica a un periodista francés unos meses después de terminar este cuadro: «Yo no tengo una receta, porque creo que la pintura es un estado mental. Mis pinceladas son cortas o largas dependiendo del tema y del momento».

La composición se centra en la fuente poligonal, embaldosada con cerámica azul y cubierta de flores. Está rodeada por abundante vegetación, y parte de la casa puede verse al fondo. Pero el juego de colores domina de tal manera el cuadro que el espectador presta poca atención a los objetos representados. Sorolla no utiliza un mensaje iconográfico para cuyo lenguaje utilice la fuente, los jarrones, las flores o la arquitectura; únicamente le interesan las superficies de todos ellos y cómo reflejan la luz ambiental. De esta manera la pintura mantiene un equilibrio entre la solidez de los objetos, el brillo de la luz y el coloreado ambiente en el que se sumergen. La vibrante imagen da tal sensación de movimiento dentro de la composición que el espectador registra mejor el efecto de la luz sobre los objetos que su propia solidez física.

En aquel mismo año de 1917 algunos críticos catalanes apreciaron la conexión entre los estudios de Sorolla y la investigación de artistas catalanes como Anglada-Camarasa, Santiago Rusiñol y Eliseu Meifrèn. Pero el estudio completo de aproximación a la naturaleza que Sorolla emprendió en esos años no era para él un simple ejercicio visual. Por el contrario, frecuentemente estaba acompañado por fuertes, a veces agotadoras, emociones. En 1916 escribe a su mujer: «Ignoro si es por debilidad o exceso de sensibilidad, pero hoy me ha emocionado más que ningún día la contemplación del natural»6. Nuevamente en 1918, en otra carta a su mujer agrega: «Yo lo que quisiera es no emocionarme tanto, porque, después de unas horas como hoy, me siento deshecho, agotado; no puedo con tanto placer, no lo resisto como antes […]. Es que la pintura, cuando se siente, es superior a todo; he dicho mal: es el natural el que es hermoso». Al observar esta pintura, el espectador queda seducido por la respuesta emocional del pintor ante la naturaleza, y cautivado por su habilidad para transmitir esta emoción a través de la luz y el color.

Carmen Gracia