Paisaje con rio

Pere Gussinyé i Gironella

Gussinyé i Gironella, Pere

1890, Olot - 1980, Olot

Paisaje con rio, s/f

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: "Gussinye"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

54 x 73 cm

CTB.1996.120

Historia de la obra

  • Subasas BROK, Barcelona, 29 de octubre de 1996. lote 380.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2018

Natura en evolució. De van Goyen a Pissarro y Sacharoff. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, P. 76-77 Y 167.

  • -Natura en evolució. De van Goyen a Pissarro y Sacharoff. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, 2018, p. 76-77 y 167.[Cat. Exp.]  [ Ficha de Pilar Giró].

Informe del experto

El contexto sociocultural de Cataluña a finales del siglo XIX principios del siglo XX propició el inicio y la consolidación de varias escuelas pictóricas, entre ellas la de Olot. La importancia de ésta es porque se trata de una escuela catalana de paisaje similar al que se ha denominado escuela paisajística de Barbizón.

La pintura de Gussinyé se enmarca dentro del contexto de esta escuela de paisaje olotense, fuertemente influenciada por Joaquim Vayreda, en la que se fue abandonando la representación naturalista del paisaje para dar paso a un nuevo concepto de plasmación del entorno, en el que el lenguaje adquirido del impresionismo invita a una reinterpretación del entorno con una pincelada  más libre, dinámica y moderna.

En este sentido, la obra de Gussinyé, Paisaje con río, es una muestra de pintura de paisaje donde el tema finalmente puede ser interpretado como una excusa para el estudio del color, las atmósferas, el trazo.

Si bien es claramente reconocible al fondo del paisaje la iglesia de Sant Francesc en el Montsacopa y en un primer plano el Fluvià, lo que verdaderamente llama  la atención de este cuadro es como envuelve su atmósfera. El artista extiende el trazo de las hojas de la copa de los árboles, arrastrándola  hasta el espacio del cielo y de éste su pátina desciende hasta el reflejo del agua del río, consiguiendo así el efecto de atmósfera integral.

Gussinyé consigue  una simplificación de las formas con una sencilla y enérgica pincelada de color que puede llegar a ser figura humana, edificio, rama, hoja o reflejo de lo que se entiende por realidad, poniendo de manifiesto la modernidad del trazo convertido en gesto, sin olvidar el significado de lo que quiere representar.

Pilar Giró