Modista en los Campos Eliseos

Jean Béraud

Modista en los Campos Elíseos

Béraud, Jean

San Petersburgo, Rusia, 1849 - París, 1935

Modista en los Campos Eliseos, s/f (La Modiste sur Les Champs Elysées)

© Jean Beraud, VEGAP, Madrid, 2015

Firmado en el ángulo inferior derecho: "Jean Beraud"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

45,1 x 34,9 cm

CTB.1994.2

Historia de la obra

  • Sotheby´s, Nueva York, lote 157, 16 de Febrero de 1994.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2018 - 2019

Femina Feminae. Las Musas y La Coleccionista. De Piazzetta a Delaunay. Museu Carmen Thyssen Andorra. p. 22-23 y p. 74-75.

  • -Offenstadt,  Patrick: Jean Béraud 1849-1935, The Belle Époque: A Dream of Times Gone By, Catalogue Raisonné, Cologne, 1999, p. 138, no. 123.

  • – Femina Feminae. Las Musas y La Coleccionista. De Piazzetta a Delaunay. Museu Carmen Thyssen Andorra.[Cat. Exp. Museu Carmen Thyssen Andorra], 2018. P. 22-23 y p. 74-75  [Ficha de Guillermo Cevera]

Informe del experto

Comentario de la obra:

 París, una ciudad llena de urbanización, bulevares, cafeterías y cabarés, se convirtió en un símbolo a principios del siglo XX, cuando la ciudad se estaba modernizando en una época de progreso económico, tecnológico, político y social: la Belle Époque. Jean Béraud, que se había convertido en el pintor de moda de la burguesía parisina, dejó testimonio de la sociedad optimista y positiva de aquellos años.

La moda y la alta costura fueron un claro exponente de esta ciudad de cambio y desarrollo. Con un estilo entre el academicismo y el realismo, Béraud lo refleja en la vestimenta elegante y refinada de la protagonista con una perspectiva detallista y sutil.

La mujer muestra como era entonces la imagen de una parisina: vestido de cuello alto, largo hasta los tobillos, cubierto con un abrigo de cintura afinada, casi diminuta (moldeada por un corsé extremadamente ceñido que proporcionaba la silueta de tendencia de reloj de arena y exageraba las formas femeninas), y un voluminoso sombrero ornamentado que habitualmente se adornaba con
plumas, cintas o flores artificiales.

En segundo plano, a la izquierda, hay un hombre ataviado con traje oscuro y camisa blanca, sombrero de copa, bastón y zapatos de charol que la observa. El escenario es la avenida de los Campos Elíseos, una vía rodeada de árboles y farolas, por donde transitan carruajes de caballos y transeúntes descritos minuciosamente con una pincelada fina y cuidada.

Béraud representa, en sus obras, vistas de París tratadas de forma muy realista. Retrata con detalle la sociedad en movimiento y consigue transmitir el ambiente que se respira en la ciudad, la luz y el clima enturbiados por un cielo de día lluvioso.

Con sus pinceles, Jean Béraud relata historias de parisinos y parisinas enmarcadas en las calles, edificios y monumentos más emblemáticos de la ciudad. La modista de este cuadro es el alma de una obra que ejerce de crónica de aquel tiempo revolucionario de la moda de París.

Guillermo Cervera