Mata Mua (Erase una vez)

Paul Gauguin

Mata Mua (Erase una vez)

Gauguin, Paul

París, 1848 - Atuona, Islas Marquesas, 1903

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado y fechado en el ángulo inferior derecho: ''P. Gauguin 92''. Inscrito en la parte inferior izquierda: ''Mata Mua''.
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Óleo sobre lienzo

91 x 69 cm

CTB.1984.8

Historia de la obra

  • Hôtel Drouot, lote 6, París, 18 de febrero de 1895. (n. 7 del proceso verbal, 500 Fr); venta Paul Gauguin

  • Ambroise Vollard, París

  • Gustav Fayet, Beziers, junio de 1905

  • Paul Rosenberg, París-Nueva York

  • Sr. y Sra. de Gilbert E. Fuller, Boston (MA)

  • Erna Woolf  Dreyfuss y Julius Wolf, Nueva York

  • Sotheby’s, lote 10, Nueva York, 15 de mayo de 1984

  • Jaime Ortiz-Patino y Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza

  • Sotheby’s, lote 8, Nueva York, 9 de marzo de 1989

  • Thyssen-Bornemisza Collection, Lugano, 1989

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

1893

Oeuvres récents de Gauguin, París, Galerie Durand-Ruel, n. 6

1906

Salon d'Automne, París, n. 7 u 8

1924

Important Pictures by 19th Century French Masters, Londres, Leicester Galleries, n. 58

1929

French Paintings of the 19th and 20th Centuries, Cambridge (MA), Fogg Art Museum, n. 48

1933

A Century of Progress, Chicago (IL), The Art Institute of Chicago, n. 353

1936

Gauguin, Cambridge (MA), Fogg Art Museum, n. 22

1936

Gauguin, Nueva York, Wildenstein & Co., n. 24

1939

Art in New England: Paintings, Drawings and Prints from Private Collections in New England, Boston (MA), Museum of Fine Arts, n. 51, pp. 39-40, lám. XXVII

1956

Gauguin, Nueva York, Wildenstein Galleries, n. 35

1959

Gauguin, Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, n. 45

1959

Paintings from Private Collections, Nueva York, The Metropolitan Museum of Art, n. 44

1984

Modern Masters from the Thyssen-Bornemisza Collection, Londres, Royal Academy of Arts, n. 11, p. 33

1985

Maestri dell'arte moderna nella Collezione Thyssen-Bornemisza, Florencia, Palazzo Pitti, n. 13, p. 147, lám. p. 31

1985

Moderne Malerei aus der Sammlung Thyssen-Bornemisza, Nuremberg, Germanisches Nationalmuseum; Düsseldorf, Städtische Kunsthalle, n. 11, p. 148, lám. p. 29

1985 - 1986

Maîtres Modernes de la Collection Thyssen-Bornemisza, París, Musée d'Art Moderne de la Ville de Paris, n. 13, p. 155, lám. p. 39

1986

Maestros modernos de la Colección Thyssen-Bornemisza, Madrid, Salas Pablo Ruiz Picasso, Biblioteca Nacional, Ministerio de Cultura; Barcelona, Palau de la Virreina, n. 13, p. 158, lám. p. 35

1989

Espressionismo. Capolavori della collezione Thyssen-Bornemisza, Lugano, Villa Favorita, no figuró en el catálogo

1989

Mata Mua de Paul Gauguin, Madrid, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía

1990

A Feast of Colour, Hertogenbosch, Noordbrabants Museum, n. 24, p. 93

1990

Impressionismo e Postimpressionismo. Collezione Thyssen-Bornemisza / Impressionismus und Postimpressionismus. Sammlung Thyssen-Bornemisza, Lugano, Villa Favorita, n. 28, p. 73

1995 - 1996

From Manet to Gauguin. Masterpieces from Swiss Collections, Tokio, Sezon Museum of Art

1996

De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 81, p. 210

1997 - 1998

The Spirit of the Place. Masterworks from the Carmen Thyssen-Bornemisza Collection, Nueva York, The Frick Collection; Hartford (CT), Wadsworth Atheneum Museum of Art, n. 15, p. 54

1998 - 1999

Paul Gauguin. Das verlorene Paradies, Berlín, Neue Nationalgalerie, n. S. 4, pp. 4, 319

1999

Do impresionismo ó fauvismo: A pintura do cambio de século en París. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Santiago de Compostela, Centro Galego de Arte Contemporánea, n. 25, p. 80

1999 - 2000

Del impresionismo a la vanguardia en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Centre Cultural Caixa Catalunya, p. 110 y cub.

2000

Del post-impresionismo a las vanguardias. Pintura de comienzos del siglo XX en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Valencia, IVAM Centre Julio González, n. 7, p. 40

2000 - 2001

La Révolte de la couleur. De l'impressionnisme aux Avant-gardes. Chefs-d'oeuvre de la Collection Carmen Thyssen-Bornemisza, Bruselas, Musée d'Ixelles, n. 17, p. 60 y cub.

2001

Landschaften von Brueghel bis Kandinsky. Die Ausstellung zu Ehren des Sammlers Hans Heinrich Baron Thyssen-Bornemisza, Bonn, Kunst- und Ausstellungshalle der Bundesrepublik Deutschland, n. 64, p. 166 y cub.

2002

Il trionfo del colore. Collezione Carmen Thyssen-Bornemisza. Monet, Van Gogh, Gauguin, Toulouse-Lautrec, Matisse, Kandinsky, Roma, Palazzo Ruspoli, p. 158 y cub.

2003 - 2004

Gauguin Tahiti. L´atelier des tropiques, París, Galeries Nationales du Grand Palais; Boston (MA), Museum of Fine Arts, n. 95, p. 97 (sólo París)

2010 - 2011

Gauguin: Maker of Myth, Londres, Tate Modern; Washington, National Gallery of Art, n. 63, p. 131, lám.

2012 - 2013

Gauguin y el viaje a lo exótico, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 7, p.102, lám. p. 103

2014

Gauguin: Metamorphoses, Nueva York, Museum of Modern Art, n. 89, pp. 138 y 224, lám. p. 139

2015

Paul Gauguin. Basilea. Fondation Beyeler, 2015.

  • Raphael, Max: Von Monet zu Picasso. Múnich, Delphin-Verlag, 1919 , lám. 16

  • Kahn, G.: »Paul Gauguin». En L’Art et les artistes. París, noviembre 1925, n. 61 , p. 37, lám.

  • Rotonchamp, J. de: Gauguin. París, 1925, pp. 137, 154

  • Kunstler, C.: Gauguin. Peintre Maudit. París, 1947, lám. 17

  • Malingue, M.: Gauguin. Le Peintre et son Oeuvre. París, 1948, p. 174, lám.

  • Dovski, L. van: Gauguin. Zúrich, 1950, n. 238, p. 347

  • Rewald, J.: Post-Impressionism: From Van Gogh to Gauguin. Nueva York, 1956, pp. 522-524, lám.

  • Rewald, J.: Le Post-Impressionnisme. París, 1961, p. 327

  • Wildenstein, Georges: Gauguin. París, Les Beaux Arts, 1964. L’Art Français; vol. 1: Catalogue , n. 467, pp. 188-189, lám.

  • Sugana, G. M.: L’opera completa di Gauguin. Milán, Rizzoli, 1972. Classici dell’arte; vol. 61, n. 311, p. 105, lám.

  • Guérin, D.: Paul Gauguin. The Writing of a Savage. Nueva York, 1974, pp. XIV, XVII

  • Field, R. S.: Paul Gauguin: The Paintings of the First Voyage to Tahiti. Nueva York, 1977, n. 51, pp. 168-171, 173-176

  • Wadley, Nicholas: Noa Noa. Gauguin’s Tahiti. Oxford, Phaidon, 1985, p. 115, fig. 72

  • Hoog, M.: Paul Gauguin. Life and Work. Nueva York, 1987, n. 130, p. 186, lám.

  • Sotheby’s (aut. corp.): Impressionist Paintings from the Collection of Jaime Ortiz-Patiño. [Cat. subasta]. Nueva York, 9 mayo 1989, n. 8, lám.

  • Whitfield, Sarah: Impressionismo e Postimpressionismo. Collezione Thyssen-Bornemisza. [Cat. exp. Lugano, Villa Favorita]. Lugano, Fondazione Thyssen-Bornemisza – Milán, Electa, 1990. [Ed. al. e ing.] , p. 73, lám. [ – Ficha de Whitfield]

  • Vries-Evans, Susanna de: The Impressionists Revealed. Masterpieces from Private Collections. Londres, Little Brown, 1992, p. 114

  • De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza Museo Thyssen-Bornemisza. [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Llorens Serra, Tomàs (ed.). Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 1996 , n. 81, p. 210. [Ficha de Ronald Pickvance]

  • Frèches-Thory, C.: »Premier séjour à Tahiti. 1891-1893. La peinture». En Gauguin Tahiti, l’atelier des tropiques. Frèches-Thory, C. y Shackelford, G. T. M. (eds.). [Cat. exp. París, Galeries nationales du Grand Palais – Boston, Museum of Fine Arts, 2003-2004]. París, Réunion des musées nationaux, 2003 , n. 95, pp. 91, 96-97, lám.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 2, pp. 90, 92, lám. pp. 91, 93 (detalle) [ – Ficha de Isabelle Cahn]

  • Solana, Guillermo: Paisajes en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Londres, Scala, 2006, pp. 77, 83, lám. p. 82, detalle p. 83

  • Wright, Alastair y Brown, Calvin: Gauguin’s Paradise Remembered: The Noa Noa Prints. [Cat. exp.]. Princeton, Princeton University Art Museum, 2010

  • Thomson, Belinda: «Landscape and Rural Narrative». En Londres/Washington 2010-2011, pp. 111-113, cit. p. 113

  • Wright, Alastair: «Paradise Lost: Gauguin and the Melancholy Logic of Reproduction». En Princeton 2010, pp. 49-99, p. 56, fig. p. 57

  • Thomson, Belinda (ed.): Gauguin: Maker of Myth. [Cat. exp. Londres, Tate Modern; Washington (DC), National Gallery of Art]. Londres, Tate, 2010

  • Borobia, Mar y Alarcó, Paloma (eds.): Museo Thyssen-Bornemisza. Obras escogidas. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2011, p. 198, lám. p. 199

  • Greub, Suzanne (ed.): Gauguin: Polynesia. [Cat. exp. Copenhague, Ny Carlsberg Glyptotek; Seattle, Seattle Art Museum, 2011-2012]. Basel, Art Center Basel; Múnich, Hirmer Verlag Gmbh, 2011, p. 200, lam. n. 176

  • Alarcó, P. y Borobia, M. (eds.): Guía de la colección. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, 2012, p. 272, lám. p. 273

  • Paul Gauguin. Basilea. Fondation Beyeler, 2015. PP. 94-95. (Cat. Exp.)

Informe del experto

En noviembre de 1893, apenas unas semanas después de su regreso de Tahití, Gauguin organizó una exposición de sus obras más recientes en la Galería Durand-Ruel y comenzó a redactar un texto titulado Noa Noa («Perfumado») con el fin de explicar el sentido de sus lienzos a un público que tenía un desconocimiento absoluto de las costumbres tahitianas y de los dioses maoríes. A pesar de estas precauciones, aficionados y periodistas se quedaron muy desconcertados ante aquellas enigmáticas escenas, aquellos lienzos de brillantes colores, las perspectivas planas y las herméticas inscripciones que daban título a los cuadros. Entre las cuarenta y seis piezas del catálogo, fundamentalmente obras realizadas durante su estancia en Oceanía a excepción de tres lienzos bretones, figuraba con el número 6 Mata Mua (Érase una vez).

En un paisaje idílico cuya perspectiva cierran unas montañas rosas y violetas, unas mujeres tocan la flauta y bailan ante un gigantesco ídolo de piedra. Adoran a la diosa Hina (la luna), que Gauguin también representó en un lienzo ejecutado en 1893, Hina Maruru (Fiesta de Hina) (W 500).

El paisaje, construido mediante superficies de color imbricadas de abajo a arriba en la composición, se lee en ese mismo sentido como una estampa japonesa. El fuste de un enorme árbol divide el espacio en dos partes, ocupando la música el primer plano y el baile el término medio. El cuadro no es la transcripción de una escena ni de un paisaje real, sino una nueva composición a partir de elementos observados, que aparecen en otras obras del artista realizadas entre 1892 y 1894, por ejemplo, el mismo paisaje hace de telón de fondo en Pastorales tahitianas (W 470); el árbol de ancha copa amarilla del fondo también está presente en Fatata te Moua (Al pie de la montaña) (W 481) y en Nave nave Moe (La alegría del descanso) (W 512); el ídolo aparece igualmente en Parahi te Marahe (Ahí está el templo) (W 483) y en Nave nave Moe (La alegría del descanso) (W 512); por lo que se refiere exclusivamente a las mujeres que bailan, pueden verse Mahana no Atua (Día del Señor) (W 513), y a las dos mujeres sentadas Arearea I y II (Alegría) (W 468 y 469); en cuanto a la flautista sola, es interesante la comparación con Parau Parau (Palabras susurradas)(W 472) y Hina Maruru (Fiesta en Hina) (W 500).

Gauguin se había ido a Tahití con el objetivo de conocer la antigua civilización maorí, amenazada por la colonización y la cristianización. A través de sus cuadros, pretendía resucitar aquel «antaño» sagrado en el que el hombre vivía en armonía con la naturaleza y volver a encontrar, lejos de Europa, los dioses huidos y el paraíso original. Poco tiempo después de su llegada, emprendió un viaje por la isla con el fin de descubrir lugares a los que todavía no hubiera llegado la corrupción y la decadencia que reinaban en Papeete. «Me alejo del camino que bordea el mar y me adentro por un bosque que sube hasta bastante altura en la montaña. Llego a un vallecito. Los escasos habitantes que lo habitan quieren seguir viviendo como antaño». Gauguin desarrollaría en la versión definitiva de Noa Noa estas breves líneas anotadas sobre la marcha en el primer manuscrito del texto; constituyen la explicación que ofrece el artista de su lienzo Mata Mua, auténtico himno en honor de la mujer maorí: «En tiempos de abundancia, de importancia social, de gloria nacional, cuando la raza autóctona reinaba en las islas y todavía no había acogido al extranjero, en tiempos de los dioses, ¡Matamua! La leyenda halla por doquier fundamento en esta tierra fabulosa por naturaleza, pero es a la divinidad femenina Hina, diosa de la mentira y de la piedad, a la que más se entregan estos hombres de otros tiempos. La luna tiene sus festividades que se celebran con besos, con cantos, con bailes, que celebra la naturaleza mediante inefables prodigios […]. Las mujeres siguen fieles a los dioses muertos por una nostalgia instintiva. Sus placeres y sus terrores habitan siempre Matamua. Así es como el artista ha visto a la mujer pueril y majestuosa que encarna el símbolo de toda una raza antigua, y se ha encargado de expresar en la obra pintada los secretos que le arrebató al culto difunto del que ella fue ídolo y sacerdotisa, y a la naturaleza de la que es algo así como una síntesis maravillosa».

El lienzo, que no halló comprador en la subasta que Gauguin organizó en 1895 para costearse su segundo viaje a Oceanía, se rebajó al precio de quinientos francos fijado por el artista4. Luego ingresó en la célebre colección de Gustave Fayet y pasó sucesivamente por distintas manos privadas antes de que, en mayo de 1984, lo adquirieran por un precio récord y a partes iguales el barón Hans Heinrich Thyssen-Bornemisza y Jaime Ortiz-Patiño. Cuando éste último puso el cuadro en venta en 1989, el barón Thyssen compró la otra mitad, convirtiéndose en propietario único del mismo.

Isabelle Cahn