Ganadero, 1940-1943

Miquel Villà i Bassols

Villà i Bassols, Miquel

1901, Barcelona - 1988, el Masnou, Barcelona

Ganadero, 1940-1943

© Miquel Villá Bassols, VEGAP, Madrid, 2018

Firmado en el reverso: "Miquel Villa"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

46 x 55 cm

CTB.2016.36

Historia de la obra

  • Balclis Subastas, Barcelona, Lote 2026, ref. 10143/26, 24 de mayo de 2016.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2017

Un món ideal: De Van Gogh a Gauguin i Vasarely. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols. p. 104, 105, 157 y 186.

  • -Un món ideal: De Van Gogh a Gauguin i Vasarely. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, 2017. p. 104, 105, 157 y 186. [ Ficha de Pilar Giró]. (Cat. Exp.)

Informe del experto

Miquel Villà es uno de los pintores más originales del realismo catalán. Su pintura muestra un constructivismo sobrio influido por Paul Cézanne y Maurice de Vlaminck. El trato que da a las figuras y naturalezas muertas y paisajes se caracteriza por la densidad del grosor de la pasta y por su colorismo mate.

Ganadero es una obra del periodo en que, tal como identifica Helena Batlle, “su pintura se afirma como un proceso de reconstrucción de la realidad a través de las relaciones plásticas que organizan sus cuadros con planos y volúmenes de colores vivos”.

Esta obra en concreto hace pensar en composiciones y estructuras de August Macke y Franz Mate, sobre todo en la poética punzante del color que palpita y la ternura del gesto, la simbiosis entre el ganadero/jinete y los caballos, destacando la sensación de pathos, es decir, esta íntima emoción presente en la obra que se traslada a la mirada del espectador.

Los numerosos viajes que Villa hizo por Europa y América han influido en su pintura, tanto en lo que se refiere a la elección de temáticas como por la resolución plástica. En la obra Ganadero, el tipo de sombrero que ha puesto al jinete nos sitúa la escena en los campos de Sudamérica. De hecho, en el periodo que pinta esta obra, Miquel Villa está residiendo en Tucumán, Argentina.

Pilar Giró