El Real de la Feria, c. 1900-1910

Mariano Obiols Delgado

Obiols Delgado, Mariano

Barcelona, 1860 - c. 1900

El Real de la Feria, c. 1900-1910

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre tabla. 20 x 30 cm
Firmado en el ángulo inferior izquierdo: “M.O.Delgado/Sevilla”
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre tabla

20 x 30 cm

CTB.1995.171

Historia de la obra

  • Fernando Durán, lote 155, Madrid, 24 de marzo de 1995.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2004

Pintura Andaluza en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid, 2004. n. 58, p. 170.

  • -Pintura Andaluza en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. García Felguera, María de los Santos; Muñoz, Valme y Díez, José Luis. [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, n. 58, p. 170. [Ficha de José Luis Díez].

Informe del experto

La amplia explanada del Real de la Feria aparece bastante despejada, en un día de sol. Por ella transitan numerosos caballistas, algunos de ellos solos a galope y otros con sus monturas enjaezadas y paseando con su pareja a la grupa. Al fondo se distingue algún redil de tablas con ganado en venta, origen de esta popular feria, adivinándose en el horizonte, tras una hilera de casetas, carromatos y arboleda, la monumental silueta blanca de la Fábrica de Tabacos, y en el extremo contrario una estilizada Giralda, apenas esbozada.

Esta pequeña tablita es bien representativa del arte de Mariano Obiols, artista que dedicó buena parte de su carrera a este tipo de cuadritos de pequeño formato, con pintorescas escenas costumbristas andaluzas, y concretamente sevillanas, que llegó a pintar casi en serie, debido a su venta fácil y barata, para un tipo de clientela que las adquiría casi como recuerdo turístico por un precio muy asequible. Son por ello vistas de factura muy rápida y abreviada, que reproducen tipos perspectivas  y escenarios con apenas variantes, pintados casi de memoria, repitiendo siempre los mismos clichés.

Buena prueba de ello es la simple comparación de esta tabla con otras pintadas por Obiols con el mismo tema que pasaron por el comercio como la titulada Jinetes en la Feria de Sevilla, tomada prácticamente desde el mismo punto de vista, y que reproduce casi literalmente el grupo de la mujer con mantón que conversa con el jinete al pie de su caballo.

No obstante, Obiols demuestra su indiscutible especialización en este tipo de pinturas y su absoluto dominio del oficio, disponiendo todos estos elementos con gran habilidad compositiva y sentido escenográfico, logrando darles siempre variedad. Así, concibe sus vistas con un marcado sentido panorámico a pesar de su pequeño tamaño, insistiendo en los aspectos de mayor tipismo, con un colorido brillante y un notable instinto decorativo, en los que reside gran parte del atractivo de la obra de este pintor y el cierto éxito de que gozó en su tiempo en este tipo de mercado, que en buena medida debió asegurarle sus ingresos.

José Luis Díez