Dama

Manuel Hugué

Hugué (Martínez i Hugué), Manuel

1872, Barcelona - 1945, Caldas de Montbui

Dama, s/f

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en la base: "Manolo Hugué"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Bronce

20 cm altura

CTB.EDEC10.1

Historia de la obra

  • Ansorena Subastas de Arte, Madrid, Subasta 315, Lote 387, Julio 2010.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2019 - 2020

“Influencers” en el arte. De Van Goyen al “Pop Art”. Museu Carmen Thyssen Andorra. p. 38, 39 y 120.

  • -“Influencers” en el arte. De Van Goyen al “Pop Art”. Museu Carmen Thyssen Andorra.[Cat. Exp. Museu Carmen Thyssen Andorra], Andorra, 2019, p. 38, 39 y 120 [Ficha de G. Cervera]

Informe del experto

Comentario de la obra:

La producción escultórica de Manuel Hugué se caracteriza por aglutinar una miscelánea de estilos entre los que confluyen los gustos por la antigua Grecia, Egipto y Mesopotamia, con la herencia mediterránea de su tierra y la vanguardia adquirida en París.

El escultor tuvo preferencia por representar temas figurativos del entorno que conocía enfatizando el encanto y el valor de los motivos interpretados, más que la belleza ornamental. Daba una gran importancia al volumen, ejecutado con formas redondeadas, sobrias y armónicas, logrando representaciones muy humanas.

Hugué confiere un movimiento contenido en Dama representándola con un pie adelantado en una posición cómoda y segura. Muy femenina, se peina con una mano mientras que pone la otra sobre la cadera de la pierna en la que se apoya.

Pese a que Dama está realizada en bronce, Hugué solía trabajar con materiales más asequibles, como el barro y el yeso, por falta de recursos económicos. Además, una fuerte artritis en sus manos le impedía esculpir con materiales muy duros como la piedra o con piezas de grandes dimensiones, excepto para encargos puntuales.

Manuel Hugué había formado parte de los círculos artísticos y bohemios de Barcelona con Mir; Picasso, Casas y Rusiñol, y de París con Apollinaire, Modigliani, Braque y Derain. Además de escultor era pintor, poeta y diseñador de joyas. Alrededor de los 55 años sufrió una grave crisis de artritis y los médicos le recomendaron tomar baños termales, por ese motivo abandonó el cincel y se trasladó a los balnearios de Caldes de Montbui, donde se dedicó exclusivamente a la pintura y a la poesía hasta el día de su muerte.

Guillermo Cervera