Barcos en el puerto

Gabriel Amat i Pagès

Amat i Pagès, Gabriel

1899, Barcelona - 1984, Barcelona

Barcos en el puerto, c. 1945

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: "G. Amat"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Acuarela sobre papel

48,5 x 68,5 cm

CTB.2006.22

Historia de la obra

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2018

Natura en evolució. De van Goyen a Pissarro y Sacharoff. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, p. 112-113 y 174-175.

  • -Natura en evolució. De van Goyen a Pissarro y Sacharoff. Col.lecció Carmen Thyssen. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, 2018, p. 112-113 y 174-175.[Cat. Exp.]  [ Ficha de  Josep Amat i Girbau y Pilar Giró].

Informe del experto

Barcos en el puerto es una vista del Puerto de Sant Feliu de Guíxols desde la colina del Salvament. En primer término el Varador y el puerto, los edificios del Tinglado.

Aunque la trayectoria artística de Gabriel Amat se inicia en el dibujo a lápiz de figuras y retratos, rápidamente derivó hacia las temáticas de las marinas y las embarcaciones. La primera exposición de Gabriel Amat la hace en el Centro de Lectura de Reus en 1929, exponiendo un conjunto de 22 dibujos juntamente con unas pinturas de su hermano Josep, que había ya realizado su primera exposición individual en Barcelona un año antes.
En esta primera exposición de Gabriele en Reus, todos los dibujos expuestos son figuras y retratos, entre ellos, uno de su hermano Josep Amat y otro del pintor Joaquim Mir.

La navegación a vela era una de sus pasiones. Justo acabada la guerra, en 1939, cuando era muy difícil poder salir de España, consigue un salvoconducto para poder ir a ampliar sus estudios sobre navegación en grandes veleros, y en 1942 se embarcó en un pailebot que hacía la ruta comercial por el Mediterráneo para poder pintar escenas de navegación. Posteriormente realizó otros viajes en los que él mismo pilotaba el barco. No es extraño entonces que su temática fuera tirando con fuerza en esta dirección, a la par que sin dejar nunca el dibujo, intensificara la acuarela. Todas las críticas de la época lo consideran un gran acuarelista   del siglo XX.

Normalmente pintaba en el puerto de Barcelona, en la playa de Cavà y posteriormente en Blanes, donde se construyó una casa y pasó varias temporadas desde los años 60 hasta su muerte. De vez en cuando iba a casa de su hermano, en Sant Feliu, por eso también pintó allí muchas acuarelas, y ésta es un buen ejemplo de ello. Probablemente fue pintada entre 1945-1946, ya que hay un cuadro de Josep Amat, de 1945, pintado exactamente desde el mismo sitio. Su hermano siempre compartía con él sus lugares favoritos y no es de extrañar encontrar dos miradas de hermanos, con estilos diferentes, del mismo sitio.

Esta acuarela es de colores intensos, mientras que en otras de su obra el color lo es menos, casi solamente sugerente, dejando que el blanco del papel aporte la luz y, en algunos casos, los matices. En este cuadro, el hecho de dejar que la transparencia del papel aflore como un elemento más de la pintura, solo se ve en algunos puntos del cielo y en el reflejo del sol sobre el mar fuera del puerto. En cambio, en la parte  interior del puerto, el intenso color aporta un contraste de tratamiento muy interesante.

Es remarcable la simplicidad, la delicadeza y al mismo tiempo la firmeza con la que recorta el color. La simplicidad  la traduce en la representación del paisaje y de los elementos arquitectónicos que lo recortan, de una composición cezanniana. La delicadeza se traduce en las transparencias y profundidad de las aguas y del cielo. La firmeza, como no podía ser de otro modo, en la forma y alineación de los diferentes tipos de embarcaciones.

La última exposición que hizo Gabriel Amat fue precisamente en Sant Feliu en 1980, en la sala de exposiciones que el Club Náutico tenía en los bajos del edificio.

Josep Amat i Girbau Y Pilar Giró