Atracciones de Sant Feliu, c. 1952

Josep Amat i Pagès

Amat i Pagès, Josep

1901, Barcelona - 1991, Barcelona

Atracciones de Sant Feliu, c. 1952

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: "Amat"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

50 x 65 cm

CTB.1989.35

Historia de la obra

  • Subastas BROK, Barcelona, 24 de octubre de 1989. lote 402.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

1953

Josep Amat, Barcelona, Sala Parés, n. 13.

1998

Josep Amat dins la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Gerona, Museu d'Art de Girona, n. 29, p. 110, lám. p. 111.

2001

Josep Amat. Escenas d'estiu i de festa major, Sant Feliu de Guíxols, Museu d'Historia, n. 19, lám.

2002

Josep Amat en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Teià (Barcelona), Casa Municipal de Cultura La Unió, n. 11, p. 40, lám. p. 41.

2002 - 2003

Josep Amat dins la Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Mataró (Barcelona), Ateneu Caixa Laietana, n. 31, p. 132, lám. p. 133.

2014

L'ideal en el paisatge. De Meifrèn a Matisse i Gontxarova. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 110, lám. p. 111.

  • -Josep Amat dins la col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Gerona, Museu d’Art de Girona, 1998, n. 29, p. 110, lám. p. 111. [Cat. Exp.]

  • -Josep Amat en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Teià (Barcelona), Casa Municipal de Cultura La Unió, 2002, n. 11, p. 40, lám. p. 41. [Cat. Exp.]

  • -Josep Amat dins la Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Mataró (Barcelona), Ateneu Caixa Laietana, 2002, n. 31, p. 132, lám. p. 133. [Cat. Exp.]

  • -L’ideal en el paisatge. De Meifrèn a Matisse i Gontxarova. Col.lecció Carmen Thyssen. Giró, Pilar [ed.]. [Cat. exp.]. Sant Feliu de Guíxols, Fundació Privada Centre d’Art Col.lecció Catalana de Sant Feliu de Guíxols, 2014, p. 110, lám. p. 111 [Ficha de Pilar Giró].

Informe del experto

La pieza Atracciones. Sant Feliu es un magnífico ejemplo de la madurez creativa de Amat. El tratamiento del color y la pincelada ejecutados en esta obra, aúnan la libertad con la que el artista aplica su dominio de la luz y del trazo.

La temática de esta pintura es característica de la obra realizada en Sant Feliu de Guíxols. Las atracciones, el circo, el entoldado de los bailes de la Fiesta Mayor y el tiovivo eran motivos que le gustaba tratar en sus telas, seguramente porque en ellos se conjugaban luz, color y movimiento, elementos todos ellos indispensables en la obra de Amat. En esta obra aparecen tres de estos cuatro motivos, pero sin que ninguno de ellos sea protagonista: el tiovivo es visto parcialmente, el entoldado aparece al fondo, parcialmente tapado por la caseta de tiro al blanco. El tema vuelve a ser la excusa para jugar con la composición y arrebatar el instante al tiempo.

Su capacidad de conectar con el instante, una pintura al plein aire urbano, permite identificar casi la hora de la escena, una tarde de verano, una fantástica lección de impresionismo interiorizado. Pero en esta obra no sólo es remarcable su capacidad de captar el instante, sino lograr pintar ese preciso momento continuo, consiguiendo dotar de movimiento a la obra, de manera que el espectador tiene la sensación de estar ante una proyección más que ante un cuadro: El tiovivo empieza a girar y se escucha el bullicio de la feria, el calor festivo del verano en la costa. Amat demuestra su dominio de la pintura como medio para transmitir emociones. El tratamiento de la pincelada le acerca al lenguaje expresionista y el uso de colores vivos lo impregna de una atmósfera casi fauve.

Amat era un artista que necesitaba y le agradaba el contacto directo con la temática elegida. Atracciones. Sant Feliu, así como otras obras en las que también aparece el tiovivo, cuentan con una anécdota simpática. Para pintar el tiovivo a Amat le gustaba que estuvieran bien concurridos, así que para asegurarse un público suficientemente estable para que le diera tiempo a poderlos pintar, llegó a un acuerdo con el propietario para poder llevar un buen rato a sus hijos cada vez que tuviese que realizar una sesión de trabajo. A propósito de esta obra, su hijo Josep Amat comenta: «en este cuadro mi hermana tenía 14 años, yo 12 y mi otro hermano 10. Nos encantaba hacer esta sesión, ya que no recuerdo que nunca nos llevaran a las atracciones durante la Fiesta Mayor, sólo íbamos a mirar, porque la situación económica de un pintor en la postguerra evidentemente no lo permitía. Aquellas sesiones (muy pocas) fueron para nosotros como un día de fiesta especial. Todos elegíamos inicialmente el lugar que queríamos y luego, de vez en cuando, nos lo hacía cambiar».

Este ambiente festivo, especial, lleno de risas y buenos recuerdos queda plasmado en el trazo de cada pincelada, en la fuerza del color manifiesta en la obra, en una mirada que es capaz dar forma y plasmar sobre un lienzo la atmósfera viva, las voces de un paisaje.

Dicho cuadro es también un ejemplo de la estima que el artista tenía por el paisaje de Sant Feliu. Amat encuadra la escena con las montañas de Les Comes, protagonistas de muchas de las vistas de la bahía pintadas desde el puerto.

Pilar Giró