San Pedro

Simone Martini

San Pedro

Martini, Simone

Siena, c. 1284 - Avignon, 1344

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Temple y oro sobre tabla

58 x 38,5 cm

CTB.1997.20

Historia de la obra

  • Palazzo del Capitano del Popolo, Siena, 1326

  • Obispo Alessandro Toti, Colle di Val d´Elsa, hasta c. 1903

  • E. Bonesi, París, 1913. Adquirido por Robert Lehman para Philip Lehman

  • Philip Lehman, Nueva York

  • Robert Lehman, Nueva York. Sucesión

  • Sucesión de Robert Lehman

  • Venta Sotheby’s, lote 76 / Sotheby’s sale, lot 76. Londres, 11 de enero de 1991

  • Colección particular / Private collection, Nueva York

  • Marco Grassi, Nueva York, 1997

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

1917

Loan Exhibition of Italian Paintings, Nueva York, F. Kleinberger Galleries, n. 45

2013

Fe y fervor en la Colección Carmen Thyssen. Simone Martini, Van Dyck, Gauguin, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, pp. 15-19, lám. p. 14, det. pp. 4 y 17, y cubierta

  • En Thieme, U. y Becker, F (eds.): Allgemeines Lexikon der bildenden Künstler von der Antike bis zur Gegenwart. 37 vols. Leipzig, Engelmann-Seemann, 1907-1950 , vol. 23, p. 27 [ – Ficha de Weigelt]

  • Catalogue of a loan exhibition of Italian primitives: in aid of the American War Relief. [Cat. exp.] Sirén, O. y Brackwell, M. W. (eds. lit.). Nueva York, F. Kleinberger Galleries, 1917 , p. 278, n. 45 [ – Ficha de Sirén]

  • Marle, Raimond van: Simone Martini et les peintres de son école. Estrasburgo, 1920 , pp. 30, 199

  • Perkins, F. M.: “Some Sienese Paintings in American Collections”. En Art in America. 1920, vol. 8, pp. 282, 287

  • Marle, Raimond van: The development of the Italian schools of painting. 19 vol. La Haya, M. Nijhoff, 1923-38 , vol. 2, pp. 275, 277, 453; vol. V, pp. 460-462

  • Berenson, B.: “Un antiphonaire avec miniatures par Lippo Vanni”. En Gazette des Beaux-Arts. 1924, vol. 9 , pp. 276, 277

  • Rubinstein Bloch, S.: Catalogue of the Collection of George and Florence Blumenthal. Nueva York, 1926, fig. XIX

  • Lehman, R.: The Philip Lehman Collection. Nueva York, 1928, fig. 33, 34

  • Hendy, Philip: “Ugolino Lorenzetti: some further attributions”. En The Burlington Magazine for Connoisseurs. Londres, 1929, vol. 60, pp. 232, 237

  • Venturi, Lionello: Pitture Italiane in America. Milán, 1931, lám. 96

  • Berenson, Bernard: Italian pictures of the Renaissance: a list of the principal artists and their works with an index of places. Oxford, Clarendon Press, 1932, p. 588.

  • Edgell, G. H.: A History of Sienese Painting. Nueva York, 1932, p. 152

  • Bologna, Ferdinando: I pittori alla corte angioina di Napoli, 1266-1414. Roma, Ugo Bozzi, 1969, p. 288

  • Vertova, L.: “Lippo Vanni Versus Lippo Memmi”. En The Burlington Magazine. 1970, vol. 112, n. 808, p. 441

  • Bellosi, L.: “Jacopo di Mino del Pellicciaio”. En Bolletino d’Arte. 1972, vol. 57, p. 75

  • Boskovits, Miklós: “A Dismembered Polyptych, Lippo Vanni and Simone Martini”. En The Burlington Magazine. Londres, 1974, vol. 116 , pp. 371, 372 (nota 24), 375 (nota 27), 376

  • Volpe, Carlo: “Su Lippo Vanni da miniatore a pittore”. En Paragone. 1976, vol. 27, n. 321, p. 56

  • Caleca, A.: “Tre polittici di Lippo Memmi, un’ipotesi sul Barna e la bottega di Simone di Lippo, 2”. En Critica d’arte. 1977, vol. 42, pp. 70-71

  • Frinta, Mojmir S.: “The Quest for a Restorer’s Shop of Beguiling Invention: Restorations and Forgeries in Italian Panel Painting”. En The Art Bulletin. Nueva York, College Art Association of America, 1978, vol. 60, p. 7 (nota 3)

  • De Benedictis, C.: La Pittura Senese, 1330-1370. Florencia, Salimbeni libreria editrice, 1979, pp. 17, 60 (nota 24)

  • Zeri, Federico: Italian Paintings. A Catalogue of the Collection of the Metropolitan Museum of Art, Sienese and Central Italian Schools. Gardner, Elizabeth E. Nueva York, 1980 , p. 94

  • Carli, Enzo: La Pittura Senese del Trecento. Milán, Electa, 1981 , pp. 232-233

  • Eisenberg, Marvin: “The first altar-piece for the ‘Cappella de’Signori’ of the Palazzo Pubblico in Siena: ‘…tales figure sunt adeo pulcre…’ “. En The Burlington Magazine. 1981, vol. 123. n. 936 , p. 147, nota 49

  • Christiansen, Keith: “Fourteenth-Century Italian Altarpieces”. En Bulletin of the Metropolitan Museum of Art. 1982, vol. 40, n. 1 , pp. 34, 36

  • Pope-Hennessy, John: The Robert Lehman Collection. Italian Paintings. Kanter, L. B. (col.). Nueva York, The Metroplitan Museum of Art – Princeton, Princeton University Press, 1987 , pp. 18-22

  • Christiansen, Keith: “The Cappella de’ Signori Predella”. En Christiansen, Keith; Kanter, Laurence B. y Strehlke, C. B.: Painting in Renaissance Siena, 1420-1500. [Cat. exp.  Nueva York, Metropolitan Museum of Art 1988-1989]. Nueva York, Abrams in Komm, 1988. , p. 147

  • Fredericksen, B. B.: Masterpieces of Painting in the J.Paul Getty Museum. Malibú (CA), 1988, n. 1

  • Martindale, A.: Simone Martini. Complete Edition. Oxford, 1988, pp. 38- 40 fig. 83, 194- 195 n. 17

  • Leone de Castris, Pierluigi: Simone Martini. Catalogo completo dei dipinti. Florencia, Cantini, 1989, pp. 93, 94

  • Newbery, Timothy J.; Bisacca, George y Kanter, Laurence B.: The Italian Renaissance frames. Nueva York, Metropolitan Museum of Art, 1990, pp. 32-33 n. 1

  • Christiansen, Keith: “Simone Martini’s altar-piece for the commune of Siena”. En The Burlington Magazine. 1994, vol. 136, n. 1092 , pp. 148-158

  • Frinta, Mojmir S.: Punched Decoration on Late Medieval Panel and Miniature Painting. Praga, Maxdorf, 1998 , vol. 1, p. 200 n. Fb 14a

  • Bagnoli, A.: La Maestà di Simone Martini. Cinisello Balsamo (Milán), Silvana, 1999, pp. 113, 121, 124-125, 135, 142

  • Pierini, M.: Simone Martini. Cinisello Balsamo, 2000, pp. 122, 124, 234-235 nota 13

  • Leone de Castris, Pierluigi: Simone Martini. Milán, Federico Motta, 2003, pp. 242, 244, 246, 248, lám.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 1, pp. 30, 32, lám. p. 31, 33 (detalle)  [ – Ficha de Mauro Natale]

  • Borobia, Mar y Alarcó, Paloma (eds.): Museo Thyssen-Bornemisza. Obras escogidas. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2011, p. 14, lám. p. 15

  • Fe y Fervor en la Colección Carmen Thyssen. Museo Carmen Thyssen Málaga. 22 de marzo-30 de junio 2013. P. 14-19 (Ficha Mauro Natale)

Informe del experto

San Pedro está representado, como lo exige una tradición iconográfica que no permite excepciones, con el aspecto de un anciano; sostiene en una mano las dos llaves, una de oro y la otra de plata, con las cuales el príncipe de los apóstoles abre y cierra las puertas del paraíso. La posición de la figura y las dimensiones de la tabla, cuyo formato no ha sufrido alteración alguna a lo largo del tiempo, ponen de manifiesto que la obra formaba parte originalmente de un conjunto compuesto por otros elementos. Además de la pintura que aquí comentamos, incluía a la izquierda la figura de San Ansano, santo patrono de la ciudad de Siena, en el centro la Virgen con el Niño y a la derecha la figura de San Andrés y la de San Lucas. Estas cinco tablas componían un políptico de forma poco corriente, pues el panel central tenía las mismas dimensiones que los laterales y cada uno de los elementos estaba enmarcado independientemente. De hecho, los marcos a la caja de los distintos paneles pintados son los originales, aunque a menudo se haya puesto en entredicho su autenticidad por haber sido restaurados en varias ocasiones. Cada tabla llevaba además, sobre el fondo dorado, una inscripción con el nombre del santo representado, cosa que todavía se aprecia en el San Lucas de la Colección Getty; este último conserva igualmente la parte posterior pintada imitando el mármol, de lo que se deduce que originalmente se trataba de un políptico portátil.

La historia de este conjunto ha sido paulatinamente reconstruida a lo largo del siglo XX: hoy podemos identificar este retablo disperso como la «tabla muy buena» de Simone Martini que el escultor florentino Lorenzo Ghiberti vio por primera vez en 1445 en el Palazzo Pubblico de Siena. Como ha demostrado Keith Christiansen en un estudio muy interesante, esta obra es seguramente la misma por la que se le pagó al pintor en 1326: fue ejecutada para la residencia del Capitano del Popolo y sólo posteriormente -después de 1405- se colocó sobre el altar de la suntuosa capilla de la Señoría, en el primer piso del Palazzo Pubblico de Siena, junto a la célebre Sala del Mapamundi. Es de suponer que pocos años más tarde el políptico estuviera algo deteriorado, puesto que en 1448 la Señoría nombró una comisión de tres expertos encargados de evaluar el estado de conservación del altar, disponer su eventual consolidación y presupuestar el costo de la operación. Se encomendó la «restauración» al carpintero Giovanni di Vicho di Magno y al pintor Sano di Pietro, que enriquecieron la estructura original con la creación de una peana, de un baldaquino de madera, y colocaron las tablas del siglo XIV en un elaborado marco tallado y taraceado inspirado en la sillería que todavía hoy se conserva en el lugar y que Domenico di Niccoló dei Cori había realizado para la capilla entre 1415 y 1428. Para completar el altar, Sano di Pietro pintó otras cinco tablas con Historias de la Virgen, que se colocaron como predelas de cada una de las tablas de Simone Martini; la calidad de los materiales utilizados y el costo de la tarea ponen de manifiesto lo mucho que las autoridades políticas sienesas, mayoritariamente conservadoras, estimaban la obra de un artista del pasado pero que, en el siglo XV, todavía se consideraba, junto con Giotto y los hermanos Lorenzetti, como uno de los fundadores de la pintura moderna.

El altar de la capilla de la Señoría fue desmantelado en 1686 y sustituido por el retablo de Sodoma, procedente de la catedral, que todavía se encuentra en la capilla. De los elementos del políptico desmembrado se conservan datos documentados hasta finales del siglo XVIII; después de esa fecha, se diría que la obra se esfuma hasta comienzos del siglo XX, cuando reaparecen varios fragmentos en el mercado de antigüedades de diversos lugares y por lo general como obra de Lippo Vanni. La atribución a Simone Martini, propuesta en primer lugar por Oswald Sirén, es la que suscribe también Raymond van Marle; posteriormente fue defendida por Miklós Boskovits y en la actualidad está unánimemente aceptada.

A pesar del estado de conservación poco satisfactorio del fondo de oro y de la aureola (está intacto el motivo de arquillos -«segmental archs»- que se desarrolla a lo largo de los bordes de la tabla), la figura de san Pedro revela la personalidad inconfundible de Simone Martini que en esta composición asocia un motivo inspirado en la escultura clásica -la postura del brazo derecho del santo- y una invención de extraordinaria modernidad como lo es el libro apoyado en el borde del marco, que da una sensación de profundidad. Encontramos una gama cromática similar en el políptico incompleto que se conserva en el Museo dell’Opera del Duomo de Orvieto, que incluye una imagen de san Pedro parecida a ésta. Algunos rasgos más marcados y la ejecución algo descuidada de algunos detalles, como las manos del santo, indican que, junto al maestro, intervino, como en otras tablas de la serie, algún estrecho colaborador suyo que tal vez participaría también en la realización del retablo con el Beato Agostino Novello y cuatro milagros por él realizados. El parecido estilístico de esta tabla, ejecutada en torno a 1325-1328, confirma que la ejecución del San Pedro y los otros cuadros asociados con él se remonta a los mismos años, poco antes de que Simone Martini partiera para Aviñón.

Mauro Natale