Playa, efecto de tarde

Henri-Edmond Cross

Playa, efecto de tarde

Cross, Henri-Edmond

Douai, 1856 - Saint-Clair, 1910

Plage, effet du soir

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: ''Henri Edmond Cross''.
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Óleo sobre lienzo

54 x 65 cm

CTB.1998.73

Historia de la obra

  • Señora de Henri-Edmond Cross, París

  • Galerie Bernheim- Jeune, París, 1912

  • Sotheby’s, lote 14, Londres, 12 de abril de 1984

  • Sotheby’s, lote 127, Londres, 8 de diciembre de 1998

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

1903

Neo-Impressionisten, Hamburgo, Galerie Paul Cassirer; Berlín, Galerie Paul Cassirer, n. 26

1905

H. E. Cross, París, Galerie Druet, n. 14

1910

H. E. Cross, París, Galerie Bernheim-Jeune, n. 7

1913

H. .E. Cross, París, Galerie Bernheim-Jeune, n. 6

1999

Do impresionismo ó fauvismo: A pintura do cambio de século en París. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Santiago de Compostela, Centro Galego de Arte Contemporánea, n. 32, p. 98

1999 - 2000

Del impresionismo a la vanguardia en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Centre Cultural Caixa Catalunya, p. 100

2000

Del impresionismo a la vanguardia en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, México, DF, Museo del Palacio de Bellas Artes, p. 100

2000

Del post-impresionismo a las vanguardias. Pintura de comienzos del siglo XX en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Valencia, IVAM Centre Julio González, n. 13, p. 54.

2000 - 2001

La Révolte de la couleur. De l'impressionnisme aux Avant-gardes. Chefs-d'oeuvre de la Collection Carmen Thyssen-Bornemisza, Bruselas, Musée d'Ixelles, n. 2, p. 26

2002

Il trionfo del colore. Collezione Carmen Thyssen-Bornemisza. Monet, Van Gogh, Gauguin, Toulouse-Lautrec, Matisse, Kandinsky, Roma, Palazzo Ruspoli, p. 108

2011

Louis Valtat à l'aube du fauvisme, Lodève, Musée de Lodève, n. 94, p. 160

2011 - 2012

Henri-Edmond Cross et le néo-impressionisme. De Seurat à Matisse, París, Musée Marmottan Monet; Le Cateau-Cambrésis, Musée départemental Matisse, n. 44, p.77.

2012

Paraísos y paisajes en la Colección Carmen Thyssen. De Brueghel a Gauguin, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, n. 38, p. 146, lám. p. 147

2014

L'ideal en el paisatge. De Meifrèn a Matisse i Gontxarova. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, fundació Privada Centre d'Art Col·lecció Catalana de Sant Feliu de Guíxols, p. 92, lám. p. 93

  • -Guilbeaux, H.: ”La vie et les arts. Exposition H.-E. Cross”. En Les Hommes du Jour. 29 octubre 1910.

  • -Compin, I.: Henri-Edmond Cross. París, 1964, p. 196, n. 100, p. 196.

  • -Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 2, p. 138, lám. p. 139 [ – Ficha de Guillermo Solana]

  • -Alarcó, P. y Borobia, M. (eds.): Guía de la colección. Museo Thyssen-Bornemisza. Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, 2012, p. 278, lám.

  • -Paraísos y paisajes en la Colección Carmen Thyssen. De Brueghel a Gauguin, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, 2012, n. 38, p. 146, lám. p. 147 (Cat. Expo.).

  • -L’ideal en el paisatge. De Meifrèn a Matisse i Gontxarova. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, fundació Privada Centre d’Art Col·lecció Catalana de Sant Feliu de Guíxols, p. 92, lám. p. 93 (Cat. Exp.).

Informe del experto

En el otoño de 1891, Cross se instaló en St. Clair, en la costa mediterránea francesa, donde crearía buena parte de su obra. Aquel mismo año se adhirió al Neoimpresionismo, aprendido según las lecciones de sus amigos Seurat y Signac. En sus punteados usaba tintas puras pero suaves, mezcladas con blanco, para expresar la decoloración de los tonos bajo la luz intensa del mediodía. Progresivamente iría conquistando su propia variante personal dentro de los métodos comunes del Divisionismo.

El conflicto que atormentaba a Cross, según Signac, era el dilema entre las dificultades del natural y la libertad de la imaginación. «La lucha de Cross con la naturaleza era terrible; a cada pincelada, luchando con toda su voluntad contra su primera formación, lanzaba un grito doloroso como si tuviera que levantar una pesada carga. Y a menudo en esta lucha caía vencido, mientras que cuando estaba solo ante su caballete, en plena creación, triunfaba, como lo prueban sus últimas obras cuya libertad y esplendor no han sido nunca superados».

A partir de 1903, en efecto, los paisajes de Cross de la costa provenzal adquieren colores más irreales y se pueblan de criaturas mitológicas, como ninfas y faunos. Este cuadro, pintado durante el verano de 1902 en los alrededores de St. Clair, se encuentra todavía en un momento de equilibrio entre la fidelidad a la naturaleza y la fantasía decorativa. Las figuras, los desnudos que tantas veces protagonizan los cuadros de Cross, aparecen aquí francamente disminuidas por la presencia del gran árbol que domina la composición. El pino ante el paisaje es un motivo frecuente en Cross, aunque no exclusivo de él. Cézanne pintó al menos dos veces un pino solitario como protagonista de un cuadro; Signac retomó ese tema a menudo, situando sus pinos en la bahía de Saint-Tropez. En fin, el pino reaparece en Matisse: por ejemplo, en sus estudios preliminares para el cuadro Lujo, calma y voluptousidad, pintados precisamente en la costa de Saint-Tropez en el verano de 1904 en compañía de Signac y Cross y bajo su influencia directa.

Guillermo Solana