Pink garden, 2018

Georges Ward

Ward, Georges

1971, Zaragoza

Pink garden, 2018

© Georges Ward

Obra de la serie: "Pink life"
Firmado en el ángulo inferior derecho: : “2018 Georges Ward”
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Acrílico sobre tabla

50 x 30,5 cm

CTB.2018.50

Historia de la obra

  • Compra directa  al artista, mayo 2018.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

Informe del experto

El detalle y la fidelidad en la convivencia de las especies que se puede discernir en mi obra es sin duda una materia que me ha ocupado durante años, pero sin embargo en algunos casos como es Pink garden aparecen especies vegetales y animales que no cohabitan en la realidad y sin embargo por motivos de cromatismo y forma confluyen en esta pintura. Es así como este bosque rosado nos muestra tres especies, Prunus cerasus más conocido como el cerezo, especie oriunda de Europa y Asia, Handroanthus impetiginosus también conocido como el lapacho rosado y por último Handroanthus heptaphylla o lapacho negro, estas dos últimas nativas de Latinoamérica. Los animales que represento en la parte inferior de la obra en primer plano alude a una obra que me entusiasma, el Jardín del Edén de Jan Brueghel I El Viejo, un ejemplo del mejor paisaje flamenco del barroco, y son esos animales que aparecen junto al árbol los que de alguna manera me transmiten una visión muy especial que me conduce a realizar esta composición de seres en medio de este jardín fucsia. Abajo a la izquierda represento Platalea ajaja un ave patilarga llamada la espátula rosada y al lado posada sobre una flores de Handroanthus la rana venenosa que recorre Nicaragua hasta Colombia del género Phyllobates. Más arriba localizamos la Coccinella septempunctata o mariquita de siete puntos abrazada por unas flores de cerezo, y distribuidas por la mitad inferior de la obra dispongo varios colibríes de diferentes especies revoloteando a la caza de mariposas para crear el movimiento en la obra. El árbol situado en la parte izquierda que recorre casi todo el lateral de la pintura nos transmite la grandiosidad de estos seres vegetales, sobre todo al situar un segundo árbol más pequeño en una posición más cercana al observador. La atmósfera que pretendo transmitir intento que resulte muy delicada y que desvele profundidad por medio del sfumato, teniendo en cuenta que estas formas desdibujadas del bosque quedan más cercanas a la parte central donde un halo de luz dirige la composición. Las formas más precisas y nítidas se ubican en las partes periféricas, como es el caso de las ramas de los árboles de la parte superior izquierda y la fauna. Con esta pintura comienzo una nueva serie que título Pink life. El perímetro del soporte obedece a la proporción divina, el rectángulo aúreo.

Georges Ward