Malvarosa. Valldemossa

Eliseu Meifrèn i Roig

Meifrèn i Roig, Eliseu

1858, Barcelona - 1940, Barcelona

Malvarosa. Valldemossa, s/f

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: ''E. Meifren''.
Titulado en el reverso: ''Malvarrosa. Valldemossa''
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

81 x 101 cm

CTB.1997.75

Historia de la obra

  • Subastas Brok, Barcelona, 25 de febrero de 1997. lote 468.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2000 - 2001

Eliseo Meifrén i Roig. 1857-1940, Valencia, Museo del Siglo XIX, p. 135.

2001

Eliseo Meifrén i Roig, Pamplona, Centro de Cultura Castillo de Maya, p. 64.

2004

Pintura catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 23, p. 84, lám.

2006

Meifrèn y el paisaje catalán en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Los Arcos (Navarra), Casa de Cultura Carmen Thyssen-Bornemisza; Castejón (Navarra), Museo de Castejón, p. 36, lám. p. 37.

2007

Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Oviedo, Sala de Exposiciones Banco Herrero, n. 23, p. 84, lám. p. 85.

2010 - 2011

Jardines impresionistas, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza - Fundación Caja Madrid, n. 123, pp. 284, 285 (lám.).

2012 - 2013

Rusiñol, Monet, Gauguin, Sunyer. El paisaje en la Colección Carmen Thyssen, Gerona, CaixaForum; Tarragona, CaixaForum; Lérida, CaixaForum, n. 24, p. 98, lám. p. 99.

2013 - 2014

Courbet, Van Gogh, Monet, Léger. Del paisaje naturalista a las vanguardias en la Colección Carmen Thyssen, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, n. 21, p. 96, lám. p. 97.

2015

Barcelona, París, New York. D'Urgell a O'Keeffe. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 104, lám. p. 105

  • -Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Llorens Serra, Tomàs (ed.). [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, n. 23, p. 84. [Ficha de Imma Prieto].

  • -Pintura Catalana del Naturalismo al Noucentisme. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Oviedo, Sala de Exposiciones Banco Herrero, 2007, n. 23, p. 84, lám. p. 85.

  • -Rusiñol, Monet, Gauguin, Sunyer. El paisaje en la Colección Carmen Thyssen, Gerona, CaixaForum; Tarragona, CaixaForum; Lérida, CaixaForum, 2012, n. 24, p. 98, lám. p. 99.

  • -Courbet, Van Gogh, Monet, Léger. Del paisaje naturalista a las vanguardias en la Colección Carmen Thyssen, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, 2013, n. 21, p. 96, lám. p. 97.

  • -Barcelona, París, New York. D’Urgell a O’Keeffe. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, 2015, p. 104, lám. p. 105. [Ficha Imma Prieto]

Informe del experto

A partir del cambio de siglo la trayectoria artística de Meifrèn muestra una gran riqueza de planteamientos, así como una espléndida seguridad técnica. Entre los años que van de 1905 a 1940 (año en el que murió) se considera que es su último período, la eclosión de su carrera, pero cabe decir, que en ningún momento se apreciarán signos de debilidad o estancamiento, sino más bien todo lo contrario; la variedad de facetas que otorga su pintura refleja en todo momento el frescor de espíritu que siempre lo ha acompañado, así como la potente inspiración que lo circundaba.

En este momento Meifrèn ya cuenta con una larga carrera de éxitos, su fama es ampliamente conocida. Hombre de personalidad dinámica e inquieta, no se conformará con llegar a París y mostrar su talento. Meifrèn viajará a las Américas donde realizará largas estancias en Argentina y Estados Unidos, especialmente en Nueva York. Será a causa de una mala jugada en la ciudad de los rascacielos que Meifrèn decida volver a España y recorrer algunos de los lugares que había descubierto en etapas anteriores: Canarias, Cantabria, Cadaqués o Mallorca. En este último, Meifrèn comprará una casa y acabará siendo uno de sus espacios predilectos (junto a Cadaqués y otros rincones de la Costa Brava), lugar de recogida e inmensa paz, y aquel que le otorgará la posibilidad de adentrarse en la representación de marinas y jardines: Malvarrosa. Valldemossa es una de ellas. Puede ser que la obra haga referencia a su propio jardín, del que realizó numerosas obras como Rincón del jardín o Nuestro jardín en Palma. Es difícil saber con precisión si se corresponde con el jardín de su casa, pero la similitud entre los diferentes lienzos así nos lo hacen suponer.

 Malvarrosa presenta un gran detallismo y una fiel correspondencia con la realidad, la calidad, casi fotográfica, nos permite disfrutar de las diferentes tonalidades de verdes que presentan cada una de las hojas, tanto de los matorrales como de los rosales o enredaderas que suben por las paredes de la casa. En los primeros años del nuevo siglo xx Meifrèn presenta una gran preocupación por la trascripción de la luz filtrada por elementos vegetales, es así como va introduciéndose en el difícil trayecto de las luces indirectas, sutilmente matizadas por los patios, porches y emparrados.

A medida que nos introducimos en su obra vamos viendo cómo supo mantener el contacto con el mundo que le tocó vivir, relacionándose con sus contemporáneos pero sabiendo mantener un estilo propio y unas convicciones estilísticas siempre basadas en la investigación lumínica. Es su enraizado interés por los diferentes estadios de la luz lo que irá marcando sus diferencias con sus coetáneos, aunque no sería difícil encontrar coincidencias con artistas que también fijados en el paisaje mostraron especial atención por los jardines o bosques, como sucede con el pintor Joaquim Mir.

Su incesante búsqueda de las cualidades intrínsecas de la naturaleza, ya sea a partir del ámbito reducido de un jardín o de una costa del Mediterráneo, hará que su pintura sea de difícil clasificación estilística. Meifrèn no dejó de ampliar conocimientos, de desarrollar una integración personal de la pintura de paisaje, sin perder nunca de vista el estado natural del paraje que lo provocaba.

Imma Prieto