Jóvenes Parisinas

Joan Cardona i Lladós

Cardona i Lladós, Joan

1877, Barcelona - 1957, Barcelona

Jóvenes Parisinas, s.f.

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: "Cardona"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Óleo sobre lienzo

49 x 40 cm

CTB.2010.8

Historia de la obra

  • Barcli’s Barcelona, Barcelona, 5 de marzo de 2010.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2011

La tradición moderna en la Colección Carmen Thyssen. Monet, Picasso, Matisse, Miró, Málaga, Museo Carmen Thyssen Málaga, p. 88, lám. p. 89.

2012

Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, p. 100, lám. p. 101 y cubierta.

2017 - 2018

Escenarios. De Monet a Estes. De Trouville a Nueva York. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Museu Carmen Thyssen Andorra,16 de marzo 2017-14 de enero 2018. p. 42-43.

  • -La tradición moderna en la Colección Carmen Thyssen. Monet, Picasso, Matisse, Miró. [Cat. exp. Museo Carmen Thyssen Málaga]. Málaga, Fundación Palacio de Villalón, 2011, p. 88, lám. p. 89 [Ficha de Josep Casamartina i Parassols].

  • Paisatges de llum, paisatges de somni. De Gauguin a Delvaux. Col·lecció Carmen Thyssen-Bornemisza, Sant Feliu de Guíxols, Espai Carmen Thyssen, 2012, p. 100, lám. p. 101 y cubierta. [Cat. exp]

  • -Escenarios. De Monet a Estes. De Trouville a Nueva York. Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Museu Carmen Thyssen Andorra,  2017,  p. 42-43. [Ficha de Josep Casamartina i Parassols].[Cat. Exp.]

Informe del experto

Jóvenes parisinas es una obra muy emblemática del gran momento de gracia de Joan Cardona. Cuando recién instalado en París triunfó internacionalmente en el campo de la ilustración. Se integró bien en la capital francesa, allí contrajo matrimonio con Clemence Parade, y gracias a la fama y difusión que obtuvieron entonces sus ilustraciones y pinturas parisinas el gobierno francés le distinguió  con el título de Chevalier de la Legion d’Honneur. Sus imágenes  de la vida alegre del Bois de Boulogne, las terrazas, cafés y cabarets de la ciudad luz, se hicieron muy populares y fueron reproducidas en celebres revistas  como la francesa Le Rire y las alemanas Simplicissimus y, sobre todo, Junged.

Precisamente Jóvenes parisinas tiene mucho  que ver con las obras del artista catalán  que publicaba esta última revista. Cardona en su primera etapa 1899 a 1910 fue un excelente dibujante, ilustrador, cartelista y supo trasladar el impacto grafico y sintético a la pintura. De hecho en su obra de entonces no se creó ninguna división si no que, dibujo, ilustración  y pintura forman un solo corpus, compacto y unitario y sin demasiadas pretensiones. El artista se centra en captar la joie de vivre pura y simplemente, sin enfatizarla ni tampoco moralizarla y esa falta de contenido es precisamente su gracia, unido naturalmente a sus excelentes capacidades como ilustrador y grafista. En el fondo el concepto de iluminación le da la soltura necesaria y la libertad para entrar en la modernidad.

Cardona era cuñado de Ricardo Opisso, y por lo tanto conocía bien a Pablo Picasso y debía estar al tanto de su evolución. De hecho, Cardona había coincidido con el malagueño en l’Escola de Llotja y por otro lado realizaría su primera exposición individual en Barcelona, en 1901 en la sala Parés, poco después que lo hiciera asi mismo Picasso . Pero si este último justo en el momento del cambio de siglo se adentro en la vida bohemia y captó su lado más existencial, en tabernas y burdeles, Cardona se quedo siempre en el más soleado y superficial, en el buen sentido de la palabra.

El artista barcelonés también estuvo muy próximo a su colega Hermen Anglada Camarasa con el que compartió unos temas y una iconografía parecidos pero sin el espiritualismo alucinado de este, aunque recibió  influencias técnicamente, como la manera  de aplicar las sombras en verde o el tratamiento blanquecino de la piel y la forma de aplicar la pintura en algunos detalles, todo ello muy visible en jóvenes parisinas. El cromatismo potente de esta obra, con verdes, rojos, anaranjados y amarillos, igualmente denota la estela del coetáneo fauvismo de Matisse, Vlaminck, Derain o Van Dongen pero sin su radicalidad de concepción  y composición. Cardona estuvo en un momento crucial en París, cuando la pintura daba el salto mortal hacia la modernidad, pero él, incluso estando como estaba muy cerca de algunos  de los principales protagonistas de la hazaña, no se lanzo si no que giro en sentido contrario y, como otros tanto artistas colegas suyos, reculó hacia lo académico y se sumergió en la pintura regionalista cosechando éxitos pero también inconscientemente labrando su posterior olvido.

Josep Cassamartina i Parassols