Barcas amarradas en un estanque

John Henry Twachtman

Barcas amarradas en un estanque

Twachtman, John Henry

Cincinnati, 1853 - Gloucester, 1902

Boats moored on a Pond

© Colección Carmen Thyssen-Bornemisza

Firmado en el ángulo inferior derecho: ''J. T. Twachtman''.
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza.

Óleo sobre lienzo

72,5 x 50 cm

CTB.1990.8

Historia de la obra

  • David M. y Patricia Twachtman. (David Twachtman era nieto del artista)

  • Bill Young

  • Colección Fontaine

  • Vose Galleries, Boston (MA)

  • Ed Shein

  • R. H. Love Galleries, Chicago (IL), 1986

  • Colección particular / Private collection, Wisconsin

  • Spanierman Gallery, Nueva York

  • Thyssen-Bornemisza Collection, Lugano, 1990

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza en préstamo en el Museo Thyssen-Bornemisza, Madrid

1982 - 1983

American Impressionists (Exposición organizada por el Smithsonian Institution Traveling Services), París, Petit Palais; Berlín, Staatliche Museen; Cracovia, National Gallery; Bucarest, Art Museum; Sofía, National Gallery of Art, n. 73

1996

De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Madrid, Museo Thyssen-Bornemisza, n. 63, p. 172

1996 - 1997

From Zurbaran to Picasso. Masterpieces from the Collection of Carmen Thyssen-Bornemisza, Shanghai, Shanghai Museum; Pekín, China National Art Gallery, p. 134

1997

Del vedutismo a las primeras vanguardias. Obras maestras de la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Bilbao, Museo de Bellas Artes de Bilbao, n. 42, p. 148

1997 - 1998

The Spirit of the Place. Masterworks from the Carmen Thyssen-Bornemisza Collection, Nueva York, The Frick Collection; Hartford (CT), Wadsworth Atheneum Museum of Art, n. 19, p. 62

1998 - 1999

Masterworks from the Carmen Thyssen-Bornemisza Collection, Tokio, Tokyo Metropolitan Art Museum; Takaoka, Takaoka Art Museum; Nagoya, Matsuzaka Art Museum; Sendai, Miyagi Museum of Art, n. 63, p. 144

1999 - 2000

Del impresionismo a la vanguardia en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Barcelona, Centre Cultural Caixa Catalunya, p. 74

2000

De Corot a Monet. Los orígenes de la pintura moderna en la Colección Carmen Thyssen-Bornemisza, Valencia, Museo del Siglo XIX, p. 226

2001

Landschaften von Brueghel bis Kandinsky. Die Ausstellung zu Ehren des Sammlers Hans Heinrich Baron Thyssen-Bornemisza, Bonn, Kunst- und Ausstellungshalle der Bundesrepublik Deutschland, n. 68, p. 174

2014

L'ideal en el paisatge. De Meifrèn a Matisse i Gontxarova. Col·lecció Carmen Thyssen, Sant Feliu de Guíxols, fundació Privada Centre d'Art Col·lecció Catalana de Sant Feliu de Guíxols, p. 68, lám. p. 69

  • Love, R. H.: Theodore Earl Butler: Emergence from Monet’s Shadow. Chicago (IL), 1985, lám. 53. [ – Obra citada como: ”c. 1895”]

  • Storm Nagy, E.: Europa e America. Dipinti e acquerelli dell’ Ottocento e del Novecento dalla Collezione Thyssen-Bornemisza. Guida delle opere esposte. Milán, 1993, n. 45, p. 66, lám.

  • De Canaletto a Kandinsky. Obras maestras de la colección Carmen Thyssen-Bornemisza Museo Thyssen-Bornemisza. [Cat. exp. Museo Thyssen-Bornemisza]. Llorens Serra, Tomàs (ed.). Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 1996 , n. 63, p. 172. [Ficha de Kenneth W. Maddox]

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza. Arnaldo, Javier (ed.). 2 vols. Madrid, Fundación Colección Thyssen-Bornemisza, 2004, vol. 2, p. 228, lám. p. 229 [ – Ficha de Kenneth W. Maddox]

Informe del experto

En Barcas amarradas en un estanque Twachtman evocó la idea de lo que parece ser un lugar de recreo de algún rincón de Europa. Este lienzo difiere sin embargo de otros paisajes pintados por los impresionistas franceses en el hecho de que ninguna figura humana languidece dentro de su bucólica escena. Se da por sentado queBarcas amarradas en un estanque fue ejecutado después del año 1890 y en muchos aspectos está estrechamente vinculado con los cuadros pintados por Twachtman en Gloucester en los años 1901-1902, los últimos años de su vida. Fue precisamente en esa época -señala John Douglass Hale- cuando abandonó la delicadeza de sus pinturas de Greenwich para volver a la impetuosa pincelada de su período de Múnich. Más decididamente, Twachtman volvió a considerar el negro como parte integrante de su paleta. El paisaje puede provenir de una breve excursión que el artista hizo a Honfleur (Francia) en el año 1901.

La composición refleja la influencia del arte japonés, que Twachtman y su amigo J. Alden Weir descubrieron hacia el año 1894. La profunda impresión de recesión espacial creada por el zigzagueante dibujo diagonal de las barcas situadas a la derecha es mitigada por las planas formas de las líneas verticales de las barcas situadas en paralelo al negro tronco del árbol de la izquierda. Aunque el árbol no llega a convertirse en una parte completa de la composición, no cabe duda de que sirve para establecer un contrapunto enfático con relación a la lisura de la superficie pictórica. Los barcos del fondo determinan las tonalidades cálidas y frías que dominan el conjunto de la composición; sus formas crean un motivo que es conducido directamente hacia las bulbosas formas de los árboles distantes y hacia la parecida disposición de las nubes. Como Eliot Clark escribió sobre su amigo Twachtman: «Vio en la naturaleza los medios para alcanzar una armonización entre forma y color; buscó no tanto la belleza de una parte como la relación de las partes con un conjunto organizado».

Kenneth W. Maddox