405 & Sunset, 1999

Mercedes Lasarte

Lasarte, Mercedes

Argentina, 1940

405 & Sunset, 1999

© Mercedes Lasarte, 2016

Firmado en el ángulo inferior derecho "Lasarte"
Colección Carmen Thyssen-Bornemisza,

Óleo sobre lino

122 x 152 cm

CTB.2015.249

Historia de la obra

  • Donación del artista, octubre de 2014.

  • Colección Carmen Thyssen-Bornemisza.

2014

Mercedes Lasarte. Art Wanson Gallery. Marbella Club. Junio, 2014.

2015

Barcelona-Paris-New York. De Urgell a O´Keeffe. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliú de Guixols. Del 12 de julio de 2015 al 18 de octubre de 2015.

  • Mercedes Lasarte. Art Wanson Gallery. Marbella Club. Junio, 2014. Pág. 76.

  • -Barcelona-Paris-New York. De Urgell a O´Keeffe. Espai Carmen Thyssen, Sant Feliú de Guixols.  Del 12 de julio de 2015 al 18 de octubre de 2015. P. 140-141.

Informe del experto

Alquimia del color, druida de la forma, las obras de Mercedes Lasarte emanan una magia especial. Quizá porque un mundo tan complejo necesitaba hallar un espacio en el que la mirada sueñe despierta. Mercedes nos invita a reencontrarnos, sin miedo, a través de un lenguaje neo-expresionista, neo-fauve, neo-pop, con la imagen del otro lado del espejo.

405  & Sunset  es una obra en apariencia muy diferente del resto de sus pinturas, porque Mercedes no nos tiene habituados a pintar la noche. Pero su noche es mágica, en ella despierta la luz y nos pone de relieve  una oscuridad que no puede asustar a nadie. Es una oscuridad habitada por la nebulosa de los sueños, tejidos desde los carriles de luz de los coches transitando por Sunset Avenue, la vista que tiene desde su estudio.

A través de su mirada, a través de los pinceles, metamorfosis del lienzo, el cuadro deviene ventana y las vistas desde su estudio en Nueva York lucen por el mundo, esperando a quien se quiera asomar. El movimiento y el bullicio siguen estando en el otro lado, en el horizonte de la pintura.

Mercedes Lasarte pinta también el sonido de la ciudad, y armoniza el zumbido de los coches, incesante, si, pero ordenado, y eco de las voces que habitan la urbe y hacen vibrar humanidad. Una artista cosmopolita por vocación por podría haber interpretado mejor a noche despierta.

 Pilar Giró